Ana María Aldón ha sido protagonista indiscutible de la crónica social durante esta última semana. Su reaparición televisiva, después de cuatro meses de ausencia, ha dado mucho que hablar. La mujer de José Ortega Cano, que lleva año y medio siendo colaboradora de ‘Viva la vida’, ha tomado una importante decisión ante el inminente adiós del programa. 

Ana María Aldón
Instagram

«Mañana va a estar con nosotros», ha confesado Emma García al principio del espacio vespertino que ocupa los fines de semana de Telecinco. Este domingo, 24 de julio, volveremos a ver a la andaluz sentarse en el plató de Mediaset’. A pesar de que la de Sanlúcar de Barrameda no está al cien por cien y está trabajando con profesionales para intentar levantar cabeza, su deseo es formar parte de la despedida de un espacio en el que debutó como colaboradora de televisión. Posiblemente aclarará ciertas dudas sobre el momento personal que atraviesa. «Es ella la que puede hablar de su vida», afirmaba la presentadora.

El difícil momento de Ana María Aldón

La mujer del torero reaparecerá en televisión tan solo una semana después de su sonada entrevista en ‘Dejáte querer’ con Toñi Moreno. La andaluza confesó haber «tocado fondo» y que su única prioridad en este momento era recuperarse. «Hay situaciones que se podían evitar, pero no se evitan. Cuando se pasan ciertos límites hay que retirarse. Eso es lo que he hecho yo. También reflexionar. He reflexionado poco porque la tristeza me bloquea. Yo qué sé lo que voy a hacer. Primero recuperarme, luego lo que venga».

Ana María Aldón
Telecinco

Ana María Aldón quiso responder a todos los frentes y también confirmó que había aguantado mucho durante los últimos años. «Ha llegado un momento en el que no puedo más. Los límites los tiene que poner él. Para mí una cosa importante hubiese sido que él hubiese dicho esta es mi mujer y la respetáis. Os guste menos o más. Es lo mismo que yo pido a mi familia sobre él. Él tenía que haberlo hecho. Al fin y al cabo el matrimonio somos dos personas», dijo sobre José Ortega Cano.

Aunque los últimos meses han sido especialmente difíciles para el matrimonio, un punto de inflexión se produjo cuando el torero llamó en directo al programa ‘Ya son las ocho’ y reprochó a su mujer públicamente que hablara de él. «No tenía que llamar a una televisión para decírmelo. A mí me tiene delante. A él no le gusta el enfrentamiento. Voy a llamar la atención a una y quizás a la otra. Él está cansado de todo y yo también estoy cansada». Fue entonces cuando decidió poner tierra de por medio y aprovechó las vacaciones estivales de su hijo pequeño para viajar a Costa Ballena, Cádiz. «Mi marido ha consentido muchas cosas del ámbito familiar».