«Jamás en mi vida he tenido nada oscuro, he tenido una vida muy normal», ha afirmado la hija de María Teresa Campos.


«Estoy regular», ha reconocido Carmen Borrego después de que en los últimos días se abriera la Caja de Pandora. La hija de María Teresa Campos tiene muchos frentes abiertos a raíz de unas recientes declaraciones en las que se pronunciaba sobre su amiga, Rocío Carrasco, y la hija de esta, Rocío Flores. Antonio David Flores ha contraatacado sacando a relucir un supuesto pasado oscuro de la colaboradora que atañe a un complicado divorcio.

Foto: Telecinco

A sabiendas que está en el ojo del huracán, ha querido explicar cómo está viviendo esta situación: «Lo más duro de todas estas semanas es que hago una cosa y creo que la responsable debo ser yo». Con gran entereza, ha reconocido lo siguiente: «Intento estar tranquila, he pasado momentos malos esta semana, tienes que ser fría y pensar, y ver en qué te has equivocado. Me he podido equivocar pero no ha sido de manera intencionada y no he tenido la intención de hacer daño a alguien».

No le han gustado las críticas que ha escuchado en los últimos días hacia su persona: «Mi familia no es responsable de lo que yo digo, las cosas que se han dicho de mí atacan a mi honor, lo único que he hecho con mi vida ha sido trabajar», se defendía. No ha querido entrar en detalles ni ha intentado justificarse: «Jamás he hablado de mi separación ni divorcio».

Foto: Telecinco

Ha hecho hincapié en que no existe ni una sola sentencia en la que se hable de un pasado oscuro. «Nunca he hablado de mi proceso de separación y divorcio, implican a las personas que más quiero del mundo, no tengo nada que ocultar. Jamás me quitaron a mis hijos», ha manifestado rotunda. «No hay nada oscuro ni hacia mí, ni hacia mi marido, ni hacia mis hijos».

«Se está atentando a mi honor»

No tiene intenciones próximas de poner este asunto en manos de sus abogados, pero sí que ha querido asesorarse. «Uno tiene que intentar defenderse uno mismo. La justicia creo que está para cosas más importantes. Esta semana me he querido asesorar de lo que estaba ocurriendo. Una cosa es que hablen de mí y otra que me acusen de cosas que no he hecho».

Foto: Telecinco

Lo ha pasado mal, pero sobre todo, en lo que respecta a que este capítulo ha afectado a sus hijos: «Me ha hecho llorar ver lo que ha significado esto para mis hijos. Cuando te están acusando de estas cosas es una pena que ninguno de mis compañeros me haya llamado para decirme si es cierto o no». Más tarde, matizaba con que no ha recibido llamadas, solo algún que otro mensaje.

«Todo lo que digo lo puedo avalar con las sentencias. Si alguien no me cree, estoy a disposición de ir a un notario», ha asegurado tranquila. «Jamás en mi vida he tenido nada oscuro, he tenido una vida muy normal». Eso sí, subrayaba: «Se está atentando a mi honor».