Carmen Alcayde está viviendo una segunda juventud profesional, triunfa como presentadora de ‘Aquí hay Madroño‘, junto a David Valldeperas, y ha arrancado el mes de julio probando suerte en otra disciplina muy diferente, el teatro. Una manera de seguir los pasos de otro gran presentador de ‘La Fábrica de la Tele’, Jorge Javier Vázquez, que triunfó con su proyecto sobre las tablas.

El Teatro Pequeño Gran Vía de Madrid acogió este pasado lunes por la tarde la puesta de largo de ‘Dos Pájaras y un destino’, la obra en la que, a través de monólogos, la periodista y Carolina Noriega repasan algunas de las etapas más controvertidas de su vida.

La puesta de largo de la función teatral no ha podido tener mejores padrinos. A la céntrica calle madrileña se desplazaron varios amigos de Carmen Alcayde – que no posó ante los medios-, varios de ellos compañeros de televisión. Raúl Prieto acudió junto a su pareja, Joaquín Torres. El director de ‘Viva la Vida’ no escatimó en elogios hacia la protagonista de la noche: «Me hace mucha ilusión venir, estoy deseando verla encima del escenario». Respecto a si cree que Carmen es una pájara, contestó con ironía que «Carmen es muy pájara y muy espabilada. Le va a ir bien en la obra. Carmen tiene un sentido del humor estupendo y tiene mucha gracia. Cuando he trabajado con ella, siempre ha tenido una parte muy divertida y muy cómica. Es una tía estupenda».

Lydia Lozano ejerció de portavoz de ‘Sálvame’ pero su intervención estuvo centrada en una anécdota que protagonizó durante la boda de Belén Esteban: «Me lo pase muy bien, tenía tantas ganas de juerga que antes de cortar los novios la tarta, pusieron una canción de Queen, me dio un brote y me puse a bailar entre todas las mesas, haciendo con el chal que llevaba como si fuera un dron. Menos mal que no hay videos. Fue una boda muy divertida. Es lo que se ve en la revista, había buen rollo», dijo.

Entre los asistentes tambien estuvo Ágatha Ruiz de la Prada, que confesó que ya encara el final de su recuperación tras el accidente de moto: «Esta semana tiro la muleta a la basura. No me ha dado tiempo a pintarla. Tengo una pijada ideal para que salga en mi vestido».