La presentadora hace hincapié en su «intención de pasar página». Quiere un diálogo «en privado» con su compañero, al que lanza: «No sé por qué me atizas a mí».


Una tarde más, Carlota Corredera se ha pronunciado sobre la polémica con Kiko Matamoros. Un enfrentamiento televisivo que ha hecho mella en ella, tanto a nivel personal como profesional. Hace apenas dos días se derrumbaba en directo en ‘Sálvame, superada por las circunstancias. Sin embargo, este jueves se ha mostrado cansada de ser ella quien se encuentre «en el foco» de un temporal que, de momento, no amaina.

«Kiko Matamoros es una pieza fundamental de ‘Sálvame«, ha reconocido. «Lo que se está poniendo en tela de juicio no es si trabaja mucho o si es un buen o un mal colaborador. Lo que se está cuestionando es que llega de vacaciones y pone el ventilador de la mierda y aquí pillan unos más que otros. Yo soy de las que más pillan… Ese día llega y cuestiona al programa, a la productora, a la presentadora».

«No sé por qué me atizas a mí»

La de Vigo ha explicado que está dispuesta a mantener un diálogo con su compañero, a pesar de que considera que «la baraja se ha roto» y «sus opiniones hay que tenerlas en cuarentena». Para ella es incomprensible la actitud del colaborador: «No puedo darle credibilidad a una persona que opina de algo que no ha visto. ¿Estamos locos? Estamos hablando de algo tan delicado como lo de Rocío Carrasco», ha explicado. «Hay muchas cosas que sé y no puedo decir. Lo que sí puedo decir es que el día que carga contra mí su cabreo no era yo. No engañemos a la gente. Si Kiko Matamoros tiene problemas en su vida, en la productora, en sus finanzas, en sus emociones o en lo que sea no es mi responsabilidad… No estoy autorizada para decirlo, pero yo no soy su problema, ¿vale?», añadía.

Sin ocultar que se siente «profundamente dolida y decepcionada», la periodista ha lanzado un mensaje a su colega. «No sé por qué me atizas a mí… Durante mis vacaciones, cuando yo no estaba presente, dijiste muchas cosas de mí y de mi trabajo. Y cuando volví de vacaciones el primer día tuve que trabajar contigo. Y no fue fácil. Pero tuve que elegir. Tenía dos opciones. O te echaba en cara todo lo que habías dicho de mí en las vacaciones. O era una profesional e intentaba trabajar y convivir».

Telecinco

«Mira tú por dónde yo hago un esfuerzo después de vacaciones por el bien del programa… Yo no he pedido no coincidir contigo. Otra cosa es que me haya costado mucho trabajar contigo después de saber lo que has dicho durante mi ausencia de mi trabajo. Yo no juego con tu trabajo, nunca lo he hecho», destacaba. «Habla con los directores para que sepas el esfuerzo y mi absoluta intención de pasar página. Porque soy muy consciente de la fractura y la polarización con el tema de la violencia de género y de Rocío Carrasco. He hecho un esfuerzo por todos. Y fue difícil, no fue fácil».

«Tú no tienes nada que perder»

En su mensaje en directo a Kiko Matamoros, se ha mostrado tajante. «Antes de coincidir me gustaría hablar contigo. A lo mejor tenía que haberlo hecho a la vuelta de vacaciones, pero no quise remover más mierda. Si quieres hablamos en privado. Nunca lo haría en público. Si quieres lo hacemos. No lo haría en público porque tú no tienes nada que perder… por cómo actúas. Pero yo tengo muchísimas cosas que perder. Estoy dispuesta a todo por el programa. Y dentro de la diferencia avanzar y hacer piña».

Telecinco

Carlota ha recordado a la audiencia que fue ella quien contrató a Matamoros como colaboradora «hace 12 años». Un periodo en el que «han pasado muchísimas cosas». Una de ellas, la más reciente, y que cree que ha roto el corazón del equipo, es la muerte de Mila Ximénez. En este sentido, subrayaba lo difícil que resulta hacer el espacio sin ella: «No quiero que suene a excusa. Somos un programa que hemos tenido una pérdida súper importante. Nos está costando levantar cabeza y entre todos estamos intentando sacar la cabeza. Claro que estamos afectados y no hemos podido ni hacer duelo. A veces ni te acuerdas de que Mila ya no está. Es que no hemos parado. Lo que tenemos que hacer es arroparnos. Lo que no se puede hacer es jugar sucio. Sobre todo cuando hay crisis. Porque la gente se demuestra cuando en los momentos. En los buenos todos estamos bien».

«El foco me lo han puesto a mí»

De su enfrentamiento con Kiko Matamoros, cree que este la ha puesto en el punto de mira «porque soy el blanco más fácil». Una de las cosas que más le duele es que él la haya «atizado mientras he estado de vacaciones». Una situación que la ha puesto entre la espada y la pared. A su vuelta de sus días de descanso, no quiso echar en cara nada a su compañero en directo «porque no jugamos en la misma liga. Yo soy presentadora y él es colaborador. Hubiese sido por mi parte un abuso de poder decirle: ‘Mika, Kiko, te voy a poner este vídeo. Y luego destrozarlo», ha comentado.

«No lo hice en aras de la convivencia y por el programa. Ahora el problema lo tengo yo porque el foco me lo han puesto a mí. Y la que se tiene que comer ahora esto por comentarios que se han hecho en mi programa soy yo, no es él. Yo nunca he comercializado con nada de lo que se dice en este programa», concluía.