El diestro deberá lucir un atuendo de girasol durante una semana por no dar juego suficiente como concursante en el ‘reality’.


Esta noche, José Antonio Canales Rivera ha recibido un curioso castigo. Durante la emisión de ‘Secret Story: Cuenta atrás’, Carlos Sobera le ha comunicado la decisión de los responsables del ‘reality’. Ante su falta de juego y de dinamismo como concursante ha sido nombrado «la planta oficial» del programa. Por este motivo, deberá llevar un disfraz de planta (de girasol para ser exactos), hasta el próximo martes.

El torero no solo deberá llevar este atuendo en cada gala «durante una semana». Además, «sus compañeros tendrán que regarlo una vez al día». El presentador le ha dicho: «Esto no es un premio, es un toque de atención». El gaditano manifestaba su opinión ante esta determinación, que no le ha hecho ninguna gracia: «Si aquí se premian los gritos y la falta de respeto asumo mi castigo y me encantaría ser un cactus». 

Carlos Sobera lo anima a «hacer un poco de autocrítica»

«Reconozco que siempre hay algunos que gritan o levantan la voz. Lo que premiamos aquí y no nosotros sino la audiencia, lo que se valora es el espectáculo… Necesitamos que los concursantes hagan cosas, se comprometan», le decía el presentador. «Quiero que aproveches la ocasión para hacer un poco de autocrítica y que te lo tomes con sentido del humor». El primo de Kiko Rivera aceptaba su nuevo sino: «Lo asumo», decía resignado. «Tengo una guardado de ortiga para el próximo martes», bromeaba Sobera, quien apuntaba que este disfraz «conlleva un fertilizante especial. Lo vamos a abonar con tres puntos extra en las nominaciones».

Telecinco

Que a Canales Rivera lo amonesten obligándole a llevar un disfraz de planta es una cuestión delicada para el andaluz, Meses atrás, su negativa a ponerse un disfraz de Spiderman en ‘Sálvame’ casi le cuesta su cese como colaborador. De hecho, estuvo apartado del programa precisamente por haberse negado de manera rotunda a vestir como el famoso superhéroe de Marvel.

Todo quedó solucionado cuando pidió disculpas a la cúpula del espacio de Telecinco. «Siento el malentendido, pero en ningún momento me he ofrecido a disfrazarme de Spiderman. Mi dignidad tiene algo que ver y mi pareja, que me ha estado apoyando, también», explicaría.

El origen de la petición viene de lejos. Hace meses, un joven llamada Miriam aseguró haber tener un idilio con él. La joven llegó a mostrar ante las cámaras un mensaje de WhatsApp que este le envió. En él le decía: «Deja abierta una ventana que me pongo el traje de Spiderman y entro por la ventana«. Así surgió la idea por parte de la dirección de ‘Sálvame’ de pedirle que se pusiera el disfraz. Una ropa que, en caso de haberla llevado, hubiera sido un guiño a quien lo había acusado de haber sido infiel a su pareja, Isabel Márquez, con la que terminó antes de entrar en el concurso.