La madre y la tía de ‘Camilín’, que no tienen relación, se han enzarzado en una disputa ante las cámaras.


El estado de salud de Camilo Blanes tiene a su familia en vilo. Tal y como anunció SEMANA en exclusiva, el hijo del desaparecido Camilo Sesto está ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario Puerta del Hierro de Majadahonda, en Madrid. Allí evoluciona poco a poco de una neumonía que cogió después de estar tres días de fiesta y tras caerse de la bicicleta y pasar mucho tiempo en el suelo bajo la lluvia. Su delicada situación, agravada por los problemas de adicciones que arrastra desde hace años, hace que las personas de su entorno estén seriamente preocupados. Lo cierto es que ya no se teme por su vida -llegó a estar entre la vida y la muerte hace unos días-, pero su permanencia en la UCI mantiene a sus familiares en alerta. Es el caso de Pepa, tía del millonario heredero del cantante.

Pepa, mujer de un hermano de Camilo Sesto -o lo que es lo mismo, tía política- se ha puesto en contacto con ‘Sálvame’ para dar un parte sobre su salud. Fue a verlo recientemente, y la estampa que vio de su sobrino la asustó bastante: «Lo vi grave, pero no soy médico. Su madre me informa. Lo vi muy mal».

Pepi cuenta que en su encuentro con Lourdes Ornelas, esta estuvo «agresiva»

«Cuando me acerqué me di cuenta de que era él. Me senté en una silla que había allí y con dos deditos le toqué la cara», ha contado. «Le dije: ‘Camilo, soy tu tía’. Estuve un rato con él y a los 10 minutos entró el médico y me dijo ‘vamos al despacho que la voy a informar’. Pero no me lo dijeron». El motivo por el que no le contaron nada es porque apareció en escena Lourdes Ornelas, la madre de Camilín.

«Venía Lourdes por los pasillos», continuaba. «¡Con lo amigas que hemos sido! Le eché los brazos al cuello y noté como si alzara un poste. Estaba fría no… agresiva. Me dijo: ‘¿Qué haces aquí? ¿Por qué has venido? ¿Y qué te ha dicho? Yo le dije: ‘Qué me va a decir si no puede hablar ¿Es que no lo puedo querer?’ Fue un disgusto y una decepción. Me mandó a la cafetería».

Telecinco

«Camilo deseaba verme», ha explicado Pepi. Según ella, la relación con su sobrino fue excelente, especialmente después de fallecer el cantante. «Me dijo: ‘Tía, voy al mausoleo. Voy a ir a verte’. Quiero a Camilo porque desde el primer momento hicimos un cariño, una liga». Asimismo, ha negado de manera tajante estar cerca de él por intereses económicos. «Soy una enfermera jubilada y, gracias a Dios, ni me sobra ni me falta nada. ?¿Dinero, qué dinero?».

La tía de Camilo Blanes asegura que mantiene una buena comunicación con él

Pepi ha reconocido que la relación con Camilo Blanes ha sido intermitente: «Lo conocí con dos años. Terminé la relación cuando se fue México y retomé la relación cuando trajeron las cenizas de su padre a Alcoy. Nos hemos mandado whatsapps casi continuos. A veces tarda en llamarme. No le gusta la conversación telefónica, pero cosas cariñosas me dice a montones».

«Con su padre me pasó igual. Me quedé con ganas de tener una conversación con él. Estuvimos 20 años sin hablarnos. Y no sé por qué, pero hasta los 80 fue magnífica», admitiría. A pesar del distanciamiento con el artista de Alcoy, estuvo muy cerca de Camilín después del fallecimiento de su padre. «Hace poco tuve un accidente y me dijo ‘cojo el tren y me planto en tu casa si me necesitas’. Le dije que no viniera por la pandemia. Sé que quieres verme y nos veremos», ha sentenciado.

Lourdes Ornelas ha llamado en directo al programa para echar por tierra todas las declaraciones de Pepi: «Ella no es tía de mi hijo», se ha quejado, muy nerviosa. «No la conocemos. La familia de mi hijo está en México. Estoy dentro del hospital y no puedo hablar». Pepi, en el plató, no daba crédito a lo que estaba sucediendo. No hace mucho, la mexicana perdió los nervios después de que desapareciera un objeto personal de su hijo en el centro médico donde está ingresado. Un momento de crisis por el que tuvo que ser desalojada del hospital. «Lourdes Ornelas increpa a los profesionales porque al parecer el gorro de lana con el que ingresó su hijo ha desaparecido. Monta en cólera, monta un espectáculo, se le llama la atención y se le invita a abandonar el hospital», relataban en ‘Ya es mediodía’, el programa que presenta Sonsoles Ónega en Telecinco.