El colaborador ha explicado que su hija empezó a tener problemas de sobrepeso hace cuatro años. Es un tema del que evita hablar: «Se bloquea, se pone a llorar. Lo pasa fatal».


Antonio David Flores ha hablado de los complejos que tiene Rocío Flores, y que la joven arrastra desde hace años. Los constantes ataques de Yiya a Rocío en ‘Supervivientes 2020’ han sacado a la luz dos realidades. Por un lado, el acoso que denuncia el colaborador por parte de la concursante a su hija. La semana pasada la llamó ‘morsa’, lo que le provocó una crisis de ansiedad. Por otro, los descalificativos de Yiya, -que ha sido sancionada por su comportamiento-, han puesto de relieve las inseguridades de la nieta de ‘la más grande’.

El malagueño ha criticado duramente la actitud de Yiya, que siempre ataca a Rocío por su peso. Y ha confesado en ‘Sálvame’ que Rocío «nunca habla de sus complejos». El ex Guardia Civil ha intentado hablar con ella de la situación. Incluso le ha sugerido pedir la ayuda de un especialista, pero cada vez que su hija escucha hablar del tema evita abordar estas cuestiones.

«Tiene problemas de tiroides y ansiedad»

«En su momento he tenido alguna conversación con ella con respecto al sobrepeso, que también viene por problemas de tiroides y ansiedad y demás. Y ella siempre huye de esa conversación porque le duele«, ha detallado.

«Le duele hasta el extremo de terminar llorando. Y soy su padre, así que imagínate el cariño con el que puedo llegar a hablarle», explicaba a Carlota Corredera. «Cuando ahora ves a tu hija, ¿qué te pasa por el cuerpo? ¿Te han encajado piezas en la cabeza?”, le preguntaba la presentadora. «No se quita la camiseta. Las primeras semanas de concurso no se quitaba la camiseta precisamente por eso, porque tiene un gran complejo».

Rocío «lo ha pasado muy mal»

Antonio David y su mujer han intentado ayudar a su hija en esta delicada cuestión, pero no les ha resultado fácil. Es un tema que afecta mucho a su autoestima y en el que Rocío se siente especialmente vulnerable. “Hemos tenido conversaciones por separado. Yo por un lado. Olga por por otro, con la intención de intentar hacer el menor daño posible, de tener una conversación muy liviana».

Antonio David se sinceraba: «La supera, se bloquea, se pone a llorar. Lo pasa fatal. Lo ha pasado muy mal. Desde los últimos cuatro años que es cuando empezó a tener más kilos de más». También ha recordado que su hija estudiaba nutrición. «Son dos años que llevaba estudiando y además con muy buenas notas».

La primera vez que Antonio David hablaba públicamente de los problemas de su hija con su físico fue a finales del pasado mes de febrero. «No va mucho a la playa, le da un poquito de reparo», reconocía en ‘Sálvame’. «Yo espero que baje un poquito de peso», apuntaba el ex de Rocío Carrasco.