El colaborador ha narrado en 'Sálvame' lo mal que lo ha pasado su familia en sus más de 20 años de batalla judicial contra Rocío Carrasco.


Antonio David Flores lleva 25 años enfrentado a su ex, Rocío Carrasco, en los juzgados. A lo largo de este tiempo ha relatado en un sinfín de ocasiones lo amargo que ha sido enfrentarse a la madre de sus hijos en los tribunales. Sin embargo, nunca antes había contado cómo ha vivido su familia su guerra sin tregua contra la hija de Rocío Jurado.

Su familia no habla «por no terminar de incendiar»

El colaborador ha relatado en ‘Sálvame’ que su familia no lo ha pasado nada bien en su larguísima lucha judicial contra su primera mujer. La que peor lo ha pasado, según ha admitido en el programa de Telecinco, ha sido su progenitora. A pesar del dolor, ésta no siente rencor contra Rocío Carrasco. «Mi madre tiene una capacidad de perdón increíble respecto a la madre de mis hijos. En su día se llevaban muy bien».

El resto de su familia ha sido testigo de los desencuentros de la expareja en los juzgados. Pero nunca se les ha ocurrido hacer declaraciones, ni aparecer públicamente para manifestar sus opiniones. «No quieren hablar porque dicen que igual se empeoran las cosas. El silencio por parte de mi familia lo agradezco. No hablan por no terminar de incendiar«, ha subrayado.

El malagueño también ha hecho referencia a sus hermanas, a las que siempre ha estado muy unido, y que han sido grandes apoyos a la hora de arropar a sus dos hijos. «Mis hermanas se sienten dolidas y agradezco incluso hasta que no entren porque hablarían desde el dolor, son muchos años pasándolo mal. Especialmente una de mis hermanas, que ha vivido muy de cerca la situación de mi hija Rocío e incluso me han ocultado ciertas cosas». Por primera vez, el exGuardia Civil ha desvelado una parte que no conocíamos del dolor de sus seres queridos.

Al escuchar las palabras de Antonio David, Lydia Lozano recordaba el día que recibió una llamada de su madre, años atrás. «Me llamó tu madre llorando y me quedé muerta con las cosas que me contó», decía la periodista.

En septiembre de 2019, el colaborador entraba en ‘Gran Hermano VIP 7’. Estando encerrado en la casa de Guadalix también destapó muchos episodios no conocidos de su vida. Por ejemplo, relató que tuvo que recurrir a ansiolíticos y antidepresivos para poder afrontar su paso por el ‘reality’. También explicó que su ex «quería desestabilizarme» durante las semanas que formó parte del programa. «Sabe que no tengo 80.000 euros y demuestra su grado de maldad». Y habló sin tapujos sobre sus últimos dos años, los más complicados de su biografía: sin trabajo y atrincherado por las constantes denuncias de Rocío Carrasco. Como consecuencia de su particular ‘via crucis’ perdió seis kilos de peso.

Antonio David y Rocío Carrasco contrajeron matrimonio en 1996, un año después de conocerse. Tres años después, y con dos hijos en común, se separaron. Fue así como comenzó una verdadera batalla campal por la custodia de los niños. Y, aunque en la actualidad Rocío y David son mayores de edad, los litigios entre ellos no han llegado a su fin.

Su reciente encontronazo con Belén Ro

Tras ser fichado por ‘Sálvame’, el pasado 11 de diciembre, el andaluz está centrado en su nuevo trabajo en televisión. Ahora ocupa el sillón que dejó vacante Belén Rodríguez. La periodista, que ha sido una de sus mayores enemigas en la pequeña pantalla, acaba de regresar a la pequeña pantalla esta semana después de casi tres meses de parón. Ha vuelto a ponerse delante de los focos en ‘Conexión Honduras’, donde protagonizaron un tenso rifirrafe. «No es capaz de ser autónomo», le reprochaba Belén por hablar siempre de su exmujer. Él, por su parte, la tildaba de «manipuladora» y recordaba: » Carrasco te tiene a ti y a los secuaces como tú para defenderla».