Angie Rigueiro presenta las Noticias de la mañana de Antena 3 y hablamos con ella sobre cómo está viviendo, como periodista y como persona, estos momentos tan especiales.

Pregunta inevitable en estos tiempos, ¿cómo os organizáis en televisión? ¿Habéis hecho turnos? ¿Hay menos personal?
El coronavirus ha cambiado totalmente nuestro día a día en Antena 3. Estamos viviendo
como comunicadores un desafío importante: la sociedad necesita y demanda cada
día mucha información, pero los equipos se han reducido muchísimo para evitar el contacto
de personas y los posibles contagios. Además, se están desinfectado la redacción y el plató a diario. Trabajamos con guantes, mascarillas y nos maquillamos nosotros mismos para extremar precauciones.

¿Con qué talante te asomas a las informaciones sobre el coronavirus?
Al principio mucha gente decía que los medios de comunicación estábamos fomentando el pánico, y creo que ha sido más bien al revés. Siempre hemos sido muy transparentes y precavidos, pero ha sido necesario alertar porque la situación, en cuestión de días, se fue complicando de manera vertiginosa. Había que concienciar porque el sistema sanitario se estaba colapsando totalmente. La verdad es que presentar un informativo con noticias que
afectan tanto a todo el país, a tu vecino, a ti mismo, está siendo muy duro.

¿Vas a trabajar todos los días?
Estamos tratando de evitar que una misma persona esté más de 14 días seguidos. En el
caso del informativo de la mañana, yo estuve presentando la semana del cierre de
colegios de la Comunidad de Madrid y País Vasco. Luego me he ido a casa la cuarentena
y ahora vuelvo los próximos 14 días, hasta terminar Semana Santa. A partir de ahí,
veremos cómo sigue mi situación. Iremos tomando decisiones a medida que esto evolucione, pero en principio haremos turnos de 14 días en las Noticias de la Mañana.

Angie Regueiro, en su faceta como madre

Como madre, ¿la preocupación es mayor?
Me tranquiliza muchísimo lo que ya han confirmado varios pediatras españoles por los estudios que llegan de China: el Covid-19 a los que menos afecta es a los niños menores de 9 años. De hecho, no hay registradas muertes en ese rango de edad sin patologías o enfermedades previas. Extremo precauciones, lógicamente, porque aún así ahora que soy madre me preocupa  todo lo que le pueda pasar a él. Pero, repito, que los padres podemos estar bastante tranquilos. A los que más debemos proteger es a nuestros padres y abuelos.

¿Tu pareja trabaja fuera o se queda en casa?
Él se queda en casa. Puede teletrabajar perfectamente así que lleva sin salir desde que se
decretó el confinamiento. Y yo aunque salga a trabajar extremo las precauciones y me lavo mucho las manos, así que estoy lo más tranquila que se puede estar dadas las circunstancias.

Así comenzó su andadura en la comunicación

¿Cómo fueron tus inicios en el periodismo?
Desde que era muy pequeña quise ser periodista. Curiosamente mis primeras practicas
fueron en Antena 3, con 19 años. No pude terminarlas porque me llamaron de una
universidad estadounidense, la Oglethorpe University, en Atlanta, Georgia, diciéndome
que me daban una beca para terminar la carrera. Era una gran oportunidad así que decidí hacer maletas y me fui. Y la verdad es que fue como un sueño porque, a los pocos meses, comencé a trabajar en CNN. Así que, imagínate, fueron unos años maravillosos de aprender mucho de un periodismo muy distinto al que hacemos en España, más
enfocado a lo internacional. Eso me enriqueció mucho.

¿Cómo llegaste a Antena 3?
Terminé la beca, los años de contrato en CNN y tuve que decidir si me volvía o seguía
intentando que me dieran un visado. Y justo, me llamaron de Antena 3 ofreciéndome una
oportunidad. Lo medité mucho. Y como mi familia, lo mejor que tengo en la vida, estaba en Madrid y me tiraba mucho estar con ellos, y Antena 3 me fascinaba como cadena y proyecto informativo, me volví. Y me alegro muchísimo. Nunca me he arrepentido.

También lo compaginas con las clases, ¿te gusta la enseñanza?
Me encanta dar clases. Tengo vocación periodística y tener la oportunidad de enseñar a los jóvenes que empiezan con tanta ilusión, me apasiona.