‘La isla de las tentaciones’ ha mantenido en vilo a millones de espectadores hasta el final. Han sido varios los desenlaces inesperados, sin embargo, lo que muy pocos seguidores del reality podían imaginar es que una parodia acabaría en denuncia. Hablamos del futbolista bético Joaquín, quien supuestamente iba a ser denunciado después de que criticara el defecto visual de Andrea. Así lo aseguraba ‘Periodista Digital’, medio que había contactado con la familia de la joven y que revelaba que acabaría demandándole por «haber atentado contra su honor y por vejaciones». Una intención que dejó boquiabierta a la audiencia y sobre la que se ha querido pronunciar la protagonista de la historia.

«Quiero zanjar este tema porque yo no voy a denunciar a nadie. No voy a denunciar a este futbolista porque me dan igual sus comentarios porque ya tengo bastante con mis problemas. Tema zanjado, no voy a denunciar a nadie», ha dicho muy contundente. De este modo Andrea ha querido terminar con la polémica, dejando claro que los vídeos que el jugador de fútbol publicaba en su Instagram imitando a Andrea han pasado desapercibidos para ella.

View this post on Instagram

You only fail when you stop trying 👸🏽💕

A post shared by ANDREA 👑 (@anddreagb) on

De este modo, las acciones legales quedan completamente descartadas. «Ya he tenido bastante con todo lo que me ha pasado este fin de semana como para encima meterme en más follones de denuncias«, ha dicho la concursante de este programa que ponía a prueba la lealtad de cinco parejas.

Lo que todavía es una incógnita es cómo ha terminado su historia de amor con el tentador, Óscar. Y es que en el programa final se destapó que le había sido infiel con su expareja, Ismael, un ‘descubrimiento’ que le dejó destrozado frente a las cámaras.