Anabel Pantoja ha recibido la noticia bomba de que Telecinco prepara una serie documental sobre su vida. No ha podido evitar llorar de miedo a las consecuencias de su familia. Todos los detalles


Mediaset está viendo cómo poco a poco su caballo ganador se va cansando. Rocío Carrasco se convirtió en la apuesta segura de la cadena la pasada temporada al protagonizar el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, pero desde su estreno la audiencia ha ido perdiendo fieles cada semana. Lo mismo ha sucedido con el anuncio de Rociito como colaboradora estrella de ‘Sálvame’ con una sección fija los miércoles donde se daría voz a personas que han sufrido el mismo calvario que ella. Eso sí, el papel como defensora de la audiencia ha durado tan solo dos semanas y después se ha impuesto el silencio, aunque el público sí ha hablado y los datos de audiencia bajan cuando ella aparece en plató. Es por eso que la cadena está buscando a su nueva gallina de los huevos de oro y ha considerado que esta no podría ser otra más que Anabel Pantoja, a quien han decidido hacerle una docuserie al más puro estilo Rocío, que llevará por nombre ‘Anabel, al desnudo’.

La bomba estalló en la tarde de este miércoles en el plató de ‘Sálvame’. Kiko Hernández era el encargado de anunciar que Telecinco se encuentra inmerso en el proceso de documentación y recopilación de información y testimonio para dar forma a una nueva serie documental, esta vez centrada en la vida de Anabel Pantoja. Una noticia que ha caído a modo de bomba sobre la protagonista, quien no sabía nada de lo que la cadena para la que trabaja estaba perfilando de cara a la próxima temporada de otoño y que coincidirá con la segunda temporada de Rocío Carrasco. No obstante, al desconocer el contenido de la serie, la preocupación de Anabel ha sido mayúscula y, como viene siendo habitual, no ha querido esconderla.

Foto: Sálvame

“A mí me habían dicho que las fotografías eran para una promoción de ‘Sálvame’ nada de un documental”, se quejaba Anabel Pantoja al ver las imágenes que acompañarán a la promo de su inminente serie documental, de la que no tenía constancia. Al ir descubriendo poco a poco algunos detalles más sobre esta inesperada sorpresa, la joven no ha podido resistir la presión y ha roto en lágrimas: “Soy sincera. Tengo miedo porque jamás haría algo en lo que mi familia quedara mal por mucho que me pagaran”, ha querido dejar claro Anabel para que no existan dudas sobre si ella ha participado en la serie y si podría haber vendido a los suyos a buen precio. Una posibilidad a la que siempre se ha negado y que le ha generado más que un quebradero de cabeza en su trabajo al entrar en confrontación su interés de estar en televisión y el de proteger a su familia de los ataques que recibe desde su medio.