Tal y como muchos sospechaban, el cantante italiano se escondía tras el disfraz de Girasol.


La semifinal de ‘Mask Singer: adivina quién canta’ ha sido una gala llena de sorpresas. Durante la emisión del programa se ha revelado la identidad de dos de sus concursantes. La primera en quitarse la máscara era Pastora Soler, quien se ocultaba tras el disfraz de Pavo Real. El segundo desenmascarado era Albano, cuyo nombre ha estado en boca de todos los investigadores -y de la audiencia- en las últimas semanas. Desde que arrancó el concurso ha mantenido su identidad en secreto tras el atuendo de Girasol.

«Ha sido una experiencia totalmente nueva y esto del Covid me ha permitido estar con vosotros. ha sido una bellísima experiencia, excepcional», confesaba el cantante italiano, cuya inconfundible voz terminaba saliendo a la luz al interpretar el tema de la noche: ‘Show must go on’, de Queen. «Cuando me han llamado para venir a este programa me ha gustado porque amo mucho España. Creo que conozco España mejor que un español, seguro», bromeaba.

José Mota, emocionado, ha recordado que su padre era una gran admirador de su música y le ha dicho que había crecido con su música. El italiano se ha arrodillado al escuchar la ovación del actor y humorista. Minutos después, el ex de Romina Power emocionaba a todos con la actuación que tenía reservada para la gran final: ‘Nessun dorma’ del tenor Luciano Pavarotti.

Antena 3

Otra de las desenmascaradas de la noche, Pastora Soler, también se dedica profesionalmente a la música. Su calidad vocal y su inconfundible timbre fueron enseguida ‘pillados’ por Malú, su amiga desde hace años. «La verdad es que ella empezó a calarme. Cuando salgo el primer día y la veo aquí, digo ‘no’. ¡He pasado mucho trabajo!», confesaba la sevillana. «He sido atrevida y he sido osada y he cantado en inglés. Lo he pasado súper bien cantando estos temazos y bailando. Han sido momentazos debajo de la máscara pasándomelo pipa», añadía.

A la artista andaluza le resultó una tarea complicada ocultar su paso por ‘Mask Singer’: «En casa no lo sabía nadie. Me preguntaban que a dónde iba». Lo único que lamentaba de haberse marchado antes del desenlace del programa era no poder cantar una canción que le encanta: «Quería llegar a la final porque tengo un temazo guardado». El sencillo en cuestión era ‘I will always love you’, de Whitney Houston. Finalmente se despedía de la audiencia satisfecha: «Ha sido un placer, de verdad, gracias».

La semana pasada, Terelu Campos daba la gran sorpresa de la noche. La hija de María Teresa Campos hacía sus pinitos como cantante detrás del atuendo de Cerdito. «Ha sido un gran reto. Cantar ha sido lo de menos, esto consistía en jugar», decía al revelar su identidad. La próxima semana volveremos a ver a Camaleón, Caniche, Cuervo y Catrina, que competirán en la gran final de ‘Mask Singer: adivina quién canta’.