La diseñadora ha detallado los motivos de la ruptura con el empresario y ha opinado sobre el documental de Rocío Carrasco.


Hace unos días conocíamos la triste noticia de la ruptura sentimental de Ágatha Ruiz de la Prada y Luis Gasset tras casi un año de relación. La pareja tomó la decisión de tomar caminos por separados de mutuo acuerdo y de manera cordial. Ahora, la diseñadora se ha sentado en ‘Sábado deluxe’ para contar los detalles de su separación y ha dado su opinión sobre los diferentes temas de actualidad. Entre ellos, el documental de Rocío Carrasco.

Telecinco

A pesar de que ha reconocido que su relación con Luis Gasset ha sido maravillosa, la diseñadora tiene claro que no volvería con él. «Ha sido un sueño de hombre, la pera, un lujo total», afirmaba con una sonrisa de oreja a oreja. Sin embargo, se les acabó el amor de tanto usarlo. Echando la vista atrás, Ágatha Ruiz de la Prada insistía en que el comienzo de su historia de amor con el empresario fue muy romántico.

Sobre los motivos de su ruptura, la diseñadora ha dejado muy claro que no ha habido un detonando que haya provocado el cese de su convivencia: «No ha pasado nada malo, ha sido el regalo del siglo, ha sido súper amistosa, ojalá sigamos siendo amigos. Son cosas sutiles, hemos estado un año y son cosas que pasan. Técnicamente he roto yo, pero intelectualmente él no estaba todo lo enamorado de lo que a mí me hubiese gustado».

Solo quiere darle las gracias a su expareja y sobre este hace hincapié en que necesitaba más pasión. «He tenido parejas más mayores y, aunque me lleve 7 años con él, él es como de otra generación«, decía entre risas e insistía en que sus dos hijos, Tristán y Cósima, no habían llevado bien la noticia.

Opina sobre el encuentro entre Luismi, «el chatarrero», y Samira

Gtres

Hace unos días, Luismi, «el chatarrero», acudía a los toros acompañado por Samira, extronista de ‘Mujeres y hombres y viceversa’. Una sorprendente aparición que dejaba boquiabierta no solo a los colaboradores de ‘Sálvame’, también a la propia Ágatha Ruiz de la Prada. «A él siempre le ha gustado ir a los toros con una señora al lado. Él me llamó a mi primero para ir a los toros pero le dije que cómo iba a ir yo con él a los toros. Samira no es muy fina pero está de moda la ordinariez», comentaba.

“A mí lo que me chocó es que esta chica haya dicho que le hicieron una encerrona. Creo que, si ella hubiera llevado una mascarilla más normal, hubiera sido diferente…», proseguía. De la misma forma, la diseñadora aseguraba que con el tiempo había conseguido hacerse amiga de su expareja, a quien describe como una persona que le gusta provocar y divertirse con las mujeres.

«Él tiene un gran abanico de enormes posibilidades. Le gustan de 20 y 80. Si alguna vez tiene que pagar, paga. Es muy generoso, es un poco mentirosillo porque está acostumbrado a hacer muchos chanchullos. Él me divierte y le quiero un montón», proseguía y dejaba la puerta abierta a acudir a los toros próximamente con él.

Muestra su apoyo a Rocío Carrasco

© Telecinco.

Eso sí, deja claro que no le gusta acudir a las corridas por las broncas que le cae después por parte de Jorge Javier Vázquez. «Tengo un gran dilema con los toros, me encantan los animales, me da miedo salir de mi casa de los perros que tengo, gallinas, caballos, ovejas. Me gustan los toreros pero entiendo a los antitaurinos», sentenciaba.

Sobre la actualidad, Ágatha Ruiz de la Prada dejaba claro que había vivido de manera intensa las elecciones a la Comunidad de Madrid. Además, muestra su apoyo a Rocío Carrasco a raíz de su documental en Telecinco. «Creo que hay mucha gente a la que le pasa lo mismo. Es algo tan íntimo que como lo descubres. Creo poco en los juzgados, no son nada justos», sentencia.