Adela González se ha estrenado como presentadora de ‘Sálvame‘, y lo ha hecho con nota. La guipuzcoana, con una dilatada trayectoria a sus espaldas, se ha sumado este lunes a la plantilla del programa con más tirón de Telecinco. El más polémico y el que más expone a sus colaboradores y conductores públicamente. Para la periodista, formar parte del staff de este formato supone un enorme reto con el que debuta un nuevo registro: tres horas de riguroso directo abordando la actualidad de la crónica social y lidiando con auténticos pesos pesados de la pequeña pantalla. Entre ellos, gigantes televisivos como Kiko Matamoros, Kiko Hernández o Belén Esteban. No era tarea fácil, pero Adela ha cumplido su misión.

Estaba nerviosa, aunque ha procurado mantener las inquietudes a raya. Adela González ha cogido el testigo a María Patiño y Terelu Campos al finalizar la emisión de ‘Sálvame Lemon Tea‘. Ha llamado la atención que no se ha producido un discurso inicial al tomar las riendas del programa. No ha habido unas palabras de recién llegada. Ni rastro de prolegómeno alguno que sirviera como carta de presentación. La vasca ha entrado directa a matar. Se ha tirado de cabeza al trabajo, sin miramientos. Es es precisamente el motivo de su fichaje. Ajena por completo al universo ‘Sálvame’, llega con una imagen blanca y ajena a controversias. Es el aire fresco que la dirección de La Fábrica de la Tele deseaba para traer un poco de oxígeno al ambiente. De momento, parece que se ha logrado ese objetivo.

La incorporación de Adela González llega tras la salida de Paz Padilla de ‘Sálvame’ por su choque frontal con Belén Esteban. Esto ha provocado que la cúpula de Telecinco haya decidido reforzar el magazine con la incorporación de una periodista con gran experiencia en televisión. “La periodista y comunicadora vasca tendrá el cometido de contextualizar y aportar datos relevantes que actualicen, complementen o resuman las informaciones y los temas que se traten en cada edición de Sálvame Naranja, que Telecinco emite de lunes a viernes de 17:00 a 20:00 horas”, anunciaba la cadena sobre su incorporación.

En su primer día de trabajo, Adela ha estado correcta. Y muy prudente. Tanto, que le ha costado probarse uno de los complementos del vestidor de Rocío Jurado cuando ha enseñado al público el interior del armario de la cantante. Jorge Javier la ha animado a echarse encima alguno de sus modelitos… Solo así se atrevió a colgarse el cuello un espectacular chal de plumas. No sin antes lanzar un «con todos mis respetos». Una muestra de precaución a los que los espectadores de ‘Sálvame’ no están demasiado acostumbrados. Su primer día ha decepcionado a algunos, que quizás la imaginaban a ella sola al frente del espacio, en vez de verla en el papel de presentadora adjunta de Jorge Javier. Finalmente, los usuarios han dado su veredicto. No han entendido del todo por qué la han contratado. «No encaja», «no la veo» o «no entiendo su función» han sido algunos comentarios que se han publicado en las redes. Tibio resultado para una incorporación que prometía ser algo más jugosa.

Adela González
Instagram

“Aunque ya he presentado programas de entretenimiento en otras cadenas y también con La Fábrica de la Tele, sumarme al equipo de Sálvame supone para mí probar un nuevo registro, un tono desenfado con el que aportar datos e informar de historias que entretienen y emocionan”, reconocía la vasca en ese mismo comunicado.

Para una amplia mayoría de los espectadores, la periodista es una desconocida. No todos saben que comenzó su andadura profesional en la televisión vasca EiTB, donde además de ser reportera presentó programas como ‘Euskadi Directo‘ y ‘Está Pasando’. También ha participado en las tertulias ‘Ahora‘ y ‘ETB Hoy‘ y los espacios ‘Pásalo‘ y ‘Consumidores‘. También ha estado al frente de programas de entretenimiento como ‘Lo que faltaba, LQF’ ‘¡Mójate!’ o ‘Vaya familia’.

Ha demostrado tener mucho sentido del humor

El pasado fin de semana, la periodista ha reconocido los nervios que siente ante este nuevo desafío. Está segura de que los espectadores y sus compañeros la van a «a querer muchísimo». Para conseguirlo va a echarle ganas y mucho sentido del humor… Y de esto no le falta. En uno de los vídeos promocionales de ‘Sálvame’ aparecía, divertida, interpretando el particular ‘diccionario’ del programa, en el que se utilizan expresiones propias como ‘agua con misterio’, ‘hijo de hospital’ o ‘deslealtad’. «Es un reto, pero soy vasca, y muy cabezota», decía.

Adela González ha contado también cómo recibió la propuesta de incorporarse a ‘Sálvame’. «Iba por la calle con mi marido, le dije espera me voy a sentar en un banco. Iba a hacer unas gestiones y terminé tomándome un café sin alegría, solo, ¡ni con leche!». Dio respuesta a los responsables de ‘Sálvame’ una semana después de escuchar la oferta.

Adela González
Telemadrid

En mayo de 2020, Adela González tuvo que afrontar un durísimo varapalo. Su hija Andrea, de tan solo ocho años, falleció como consecuencia de un cáncer que le fue diagnosticado con apenas seis añitos. Desde entonces, el trabajo se ha convertido en una terapia para sobrellevar su dolor. «Ahora mismo, el trabajo es mi terapia. El duelo va a estar siempre ahí, pero el trabajo, ahora mismo, me permite tener la cabeza muy ocupada«, confesaba en una entrevista con ‘El Español’. «Obviamente mi familia, que está ahí, también me ayuda. Pero esa cicatriz la voy a tener siempre. En mi caso, como te digo, lo estoy superando gracias al trabajo, que es un aliciente para levantarme, para estar en el día a día y tener una ilusión en estos momentos».

¿Quién es Adela González?

La periodista guipuzcoana se suma a la plantilla de 'Sálvame' tras más de 20 años de trayectoria en la pequeña pantalla. Con una amplia trayectoria en la televisión vasca, ha presentado programas como 'Euskadi Directo' y 'Está Pasando'.