En su último día en Asturias, Leonor y Sofía han visitado Somao, Pueblo Ejemplar 2020, y lo han hecho con un estilismo informal pero de lo más acertado. Aunque la princesa es la que más nos ha enamorado.


Después de dos intensos días en Oviedo, marcados por la edición más especial y atípica de los Premios Princesa de Asturias; La princesa Leonor y la infanta Sofía se han trasladado junto a sus padres al Pueblo Ejemplar de Asturias 2020, que ha recaído en Somao (Pravia) en su última jornada por el Principado. Como suele ocurrir cada año, en esta visita la Familia Real ha recorrido las calles y tradiciones de este pintoresco rinconcito asturiano. Sin embargo, debido a las restricciones y medidas establecidas para evitar la propagación del coronavirus, esta ruta ha sido más corta que de costumbre. Situado en un altozano con vistas al mar y a la desembocadura del río Nalón, Somao, que solo alberga una población de 280 habitantes ha enamorado a los Reyes Felipe y Letizia y a sus hijas. Algo similar a lo que hemos sentido nosotros al ver los estilismos elegidos por las jóvenes royals.

Leonor y Sofía, informales y muy apropiadas por las calles de Somao (aunque gana Leonor)

Al contario de lo que ocurría anoche en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias; los looks que tanto Leonor como Sofía han elegido esta mañana en su visita a Somao nos han sorprendido gratamente. Ayer pudimos ver a la heredera con un vestido que no logró convencernos del todo. Se trataba de un diseño de manga sisa en color champagne con detalles brillantes y falda beige ligeramente evasé. Su hermana, por su parte optó por un vestido efecto dos piezas con falda de tul midi en color verde botella y cuerpo de lunares también en un color champagne. Dos estilismos demasiado clásicos y con los que parecían más adultas de lo que en realidad son y que distan mucho de las  prendas informales y juveniles que han llevado hoy.

La mayor de las hermanas nos ha sorprendido a todos con un estilismo extremadamente sencillo pero muy apropiado para la época del año y el clima asturiano. Aunque quizás una talla menos hubiese sido lo ideal (ha tenido que llevarlo con las mangas remangadas), Leonor nos han enamorado con un abrigo de paño de Springfield (59,99€) con discreto estampado de pata de gallo en tonos marrones, crudos y granate. Una prenda que ha combinado a la perfección con un jersey de punto fino en color beige y unos pantalones de pinzas negros, ambos de Massimo Dutti, que, llevados con sus deportivas blancas de Carolina Herrera, creaban un estilismo juvenil perfecto para su edad.

Sofía, que al contrario de lo que hacía el pasado año, se ha distanciado mucho del estilismo de su hermana; ha dejado los abrigos para Leonor y ella ha optado por un chaleco tres cuartos de plumas de Zara (39,95€). En color caqui y combinado con unos culottes a conjunto, la pequeña de las dos ha querido optar por la comodidad y la informalidad más absolutas. ¡Pero muy adecuadas! Y es que ella también ha llevado su look con zapatillas blancas; en su caso, de Hugo Boss (199€).

Un look distinto al que llevaron el pasado año en su visita a Asiego, Pueblo Ejemplar 2019

Para su visita al Pueblo Ejemplar del pasado año, Asiego (la primera vez que las hermanas acudían a este evento); Leonor y Sofía decidieron vestir de manera muy similar. Trench beige, pantalones ejecutivos, finos jerséis y zapatos de piel. Un look de lo más otoñal que dista bastante de lo que han llevado hoy.

La gabardina que eligieron en aquella visita era de Burberry y en su momento tenía un precio de 785€. Una prenda de su fondo de armario que decidieron reciclar, pues la usaron en 2018 mientras visitaban a su abuelo en el Hospital La Moraleja. Algo que, sin duda, han aprendido de su madre. La reina Letizia, siempre que cree conveniente, repite modelito y, en gran parte de esas ocasiones, acierta. Un perfecto ejemplo de ello es el elegante vestidazo azul de Delpozo que lució ayer en la entrega de los galardones. Un diseño impecable que supo reutilizar como nadie.