Sara Carbonero acaba de lanzar la nueva colección de Slow Love y ha lucido un vestido que vas a querer copiarle porque es perfecto para los looks de nueva temporada.


Lo que Sara Carbonero se pone se convierte automáticamente en un éxito. Y el último vestido que ha mostrado tiene visos de convertirse en todo un best seller, porque además de sentar muy bien, está entre los must de la temporada. Y es que encaja tanto en looks para los días más cálidos del otoño hasta para los días más fríos del invierno.

La reina del estilo boho chic

La periodista es una generadora de tendencias y, consciente de que su relación con la moda es simbiótica, hace un tiempo decidió crear Slow Love, su propia firma de moda junto a su compañera y amiga Isabel Jiménez. De ahí es precisamente un vestido que enamorará a los amantes del boho chic pero también a quienes apuestan por los looks más sencillos.

Se trata de un vestido de punto, de manga larga y largo midi con un diseño calado y escote redondo. Carbonero lo lleva estupendamente con la manga un poco arremangada en la imagen que ha mostrado en las redes sociales y que está hecha por su amigo el fotógrafo Bernardo Doral en medio de la Gran Vía madrileña.

Un vestido que será tendencia

El vestido pertenece a la colección que las dos periodistas han sacado para esta temporada en su firma y está a la venta por 79,99 € aunque, dado poder de prescripción de Carbonero, ya no quedan disponibles en algunas tallas.

Pero sea este modelo u otro, lo que queda claro es que esta temporada se llevan los vestidos de punto. Y es una buena noticia, porque son prácticos, útiles y fáciles de combinar. Suponen tener que elegir una única prenda del armario para vestir bien y eso es un regalo en esos días en los que no queremos pensar demasiado.

Botas, zapatos y zapatillas

Además, este tipo de vestidos aceptan distintos calzados en función del toque que queramos darles. Así, van perfectos con zapatillas deportivas tipo sneaker para esas jornadas maratonianas en las que necesitamos comodidad, pero también con botas. Así lo lleva Sara Carbonero, que le da un toque chic.

Con este calzado van perfectas para la bajada de las temperaturas propia del invierno. De este modo, varía el estilo utilizando la misma prenda como base. Y, aunque también aceptarían perfectamente unos zapatos de tacón, esta temporada la de las botas y el vestido de punto es la combinación infalible para demostrar que estamos al tanto de las tendencias.