La colaboradora de ‘Ya es mediodía’ ha sorprendido con un vestido lleno de color que nos resulta ideal para llevar en los meses de verano.


Con la subida de las temperaturas, Rosa Benito parece haberse empeñado en conquistarnos a todas a través de sus estilismos. La colaboradora de televisión, que ahora ha vuelto a la palestra debido a la emisión del documental de su sobrina, Rocío Carrasco; cada vez que entra en directo en un plató, consigue acaparar todos los focos. Y, aunque sus argumentos y comentarios en el debate del Fresh de Ya es mediodía son parte de la causa de su éxito, lo cierto los modelitos que elige son también uno de los motivos por lo que no podemos dejar de mirarla. Y es que la exconcursante de Supervivientes sabe qué prendas llevar en todo momento y tiene claro cómo sacarse partido para estar estupenda a los 65 años. Algo que ha demostrado con su último modelito, en el que ha llevado un vestido lleno de color perfecto para el verano.

Rosa Benito, que suele apostar por looks coloridos para darle un poco de alegría a la vida, sorprendía el pasado miércoles con un vestidazo largo, lleno de color y estampados, que no podía sentarle mejor. Un vestidazo que nos resulta perfecto para llevarlo este verano para dar un paseo por la playa, para salir a cenar en pareja o para quedar para ir al parque con amigas.

Así es el precioso vestido lleno de color con el que Rosa Benito nos ha enamorado

Se trata de un vestido suelto de Llámame Loca, una de sus marcas favoritas, que puedes encontrar en la web de la firma por 45,90 euros. Un diseño que presenta un estampado especialmente llamativo en tonos rojos, amarillos, blancos y verdes sobre fondo azul klein. De inspiración mexicana, el estampado cuenta con calaveras, flores y formas geométricas. Un patrón que bien podría haber llevado Paz Vega en su disfraz de Catrina para Mask Singer. La tertuliana lo ha combinado de una forma muy acertada con unos peep toes (zapatos de tacón con abertura en el centro que deja ver los dedos del pie) también en azul klein.

Sin duda, se trata de un diseño extremadamente acertado que nos imaginamos llevándolo en más de una ocasión. Eso sí, todas ellas veraniegas y, a ser posible, con un mojito o una cerveza fresquita en la mano. ¡Y es que es un vestido perfecto para las vacaciones de verano! De la playa a la piscina pasando por un día con amigas o un viaje express, este vestido funciona para todo.