Madre e hija tienen una relación estupenda, y más desde que se pusieran manos a la obra con el nuevo proyecto de su marca No Ni Na, que está siendo un éxito. ¿Quién no tiene ya una sudadera con la célebre raspita de pescado? Todo el mundo, y esto les ha dado un chute de energía. En este fin de semana lleno de bodas Paz Padilla y Anna Ferrer se han ido de comunión y nos han sorprendido con dos looks completamente distintos, que queremos analizar punto por punto. Atentas a todos los detalles de este duelo de estilo.

Empecemos por la madre, Paz Padilla decidió elegir un outfit divertidísimo y que va genial con su estilo personal. La expresentadora de ‘Sálvame’ optó por un traje dos piezas de animal print naranja, que es uno de los colores más demandados esta temporada, que le sentaba como anillo al dedo. El traje de Paz estaba compuesto por una blazer cruzada con abotonadura frontal y un pantalón wide leg que es la última moda en trajes. El conjunto era el modelo Africo de la firma Freesia con un precio de 129,90 euros. 

Anna Ferrer y Paz Padilla compiten por el mejor estilismo de comunión

Además, la humorista conjuntó el estampado naranja y blanco con un top básico en color blanco y un bolso en el mismo tono. Para sus pies utilizó unas sandalias de tacón bajo en color beige que le iban perfectamente al look. Para finalizar, de accesorios escogió unos pendientes colgantes florarles, un reloj en el mismo tono y unas gafas cuadradas de carey.¡Un lookazo!

Anna Ferrer optó por el vestido, una prenda ajustada de la marca Revolve, del año pasado, en las piernas en color café que dejaba la parte superior un poco más suelta con un drapeado muy estiloso en falda y hombros, un un cuello redondo. Anna prefirió las sandalias de tiras en color rosa palo, una tendencia muy en boga y que está marcando sandalias y esparteñas de la temporada primavera-verano.

La cadena de calabrote de Anna Ferrer es un must atemporal de la joyería

Los accesorios de Anna nos gustaron más que los de Paz Padilla, un collar dorado de calabrote precioso y un brazalete ajustado al antebrazo en el mismo tono. Con el bolso baguette en tono beige y cadena dorada culminaba el look de la joven.

Ambas optaron por un maquillaje muy natural y sin estridencias para la comunión, un labial rosa en tonos parecidos, una buena hidratación facial, si acaso, una base muy ligera o bb cream y un poco de rímel fue todo lo que pudimos apreciar, un estilo perfecto para un evento de estas condiciones.