La presentadora Pilar Rubio eligió un peculiar modelo de sneakers para ir al cine. Combinó esas sorprendentes zapatillas con un vestido al más puro estilo ‘Grease’.


La cita para ir al cine de Pilar Rubio no ha podido llamarnos más la atención. Y no se trata de la elección de la película o del lugar al que ha acudido a disfrutar del séptimo arte, si no del misterio que rodeaba al encuentro. También del estilismo que elegía para hacerlo, puesto que era de lo más peculiar, especialmente por las sorprendentes zapatillas elegidas para la ocasión.

La presentadora acudía a unos cines en Madrid acompañada por en entrenador Carlos Calderón en lo que denominaban una ‘misión secreta’, cuyo contenido se desvelará dentro de un tiempo. Ante tanto misterio sorprendía también, como decíamos el estilismo elegido por Pilar Rubio.

La madrileña se decantaba por un ‘look’ al más puro estilo de las cafeterías de los sesenta en Estados Unidos, con un vestido midi de vuelo en la parte inferior que le sentaba estupendamente. El vestido lo firmaba la casa Miu Miu, igual que el bolso y que uno de los detalles más llamativos del estilismo: sus sorprendentes zapatillas.

Las zapatillas sorprendentes de Pilar Rubio ¿deportivas o de tacón?

Se trata de un modelo de lo más peculiar. Un diseño de zapatilla blanca con puntera y con algo que muchos nunca imaginarían en un calzado de estas características: tacones.

Un tacón tipo kitten, fino y bajo que llama la atención y que hace que la zapatilla deje de llevar el apelativo ‘deportiva’ tras ella, porque claramente es un modelo que no parece muy aconsejable para la práctica de ningún deporte. Al menos si no queremos que peligren nuestros tobillos.

El modelo lo sacó la firma francesa a principios de esta temporada y su salida causó cierto revuelo ante la idea de Miuccia Prada -directora creativa de la firma y también de Prada– de poner tacón a un calzado pensado para ser práctico. Pero ella defendió su idea como la convergencia entre la ropa deportiva y la moda.

Su creación quizá no ha tenido el impacto que quizá deseaba en redes y alfombras rojas en este año extraño que vivimos, pero en la línea hay varios modelos más. Y todos rondan el mismo precio: entre 600 y 800 euros el par. Los hay en distintos tonos y con diferentes acabados, desde la punta redondeada hasta los tonos plateados pasando por unas chanclas reconvertidas en sandalias.

Por el momento no han sido demasiadas las famosas que se hayan atrevido con la idea de Miuccia Prada. En nuestro país Pilar Rubio ha sido de las primeras en lucir un diseño complicado que, nunca se sabe, igual acaba convertido en tendencia antes de que acabe el año. Si las zapatillas de cuña de Isabel Marant lo consiguieron hace unos años; puede que Miu Miu lo logre en una época en la que estamos viendo cosas mucho más extrañas a diario.