Este invierno las medias de fantasía son una de esas microtendencias a las que no vas a poder resistirte. Por eso te decimos cómo debes evitar las temidas carreras


Esta temporada estamos hablando mucho de la comodidad, de la ropa de punto gustosa y confortable que queremos llevar todo el tiempo que pasamos en casa pero que también ha traspasado a la calle para hacernos la vida más fácil en estos tiempos complicados. Pero las tendencias también nos llevan a los extremos opuestos y este invierno vas a querer llevar unas medias de fantasía, de esas que hacen ganador un look.

Ya hemos visto que Tamara Falcó, la reina indiscutible del estilo en este 2020 que está a punto de terminar las ha lucido en uno de sus estilismos más elegantes para salir de cena junto a su novio, Íñigo Onivea. Y no solo nuestra aristócrata preferida, también estrellas como Dua Lipa o Gigi Hadid ya han paseado esta tendencia
Así que si todavía no te has comprado al menos un par no puedes dejar pasar más tiempo.

Gtres

Las grandes pasarelas dijeron adiós a las medias tupidas negras y presentaron colecciones con medias de fantasía, desde los estampados de tartán, a los logos, los topos, el print animal, todo tipo de estampados o la rejilla. Pero estos panties, que también se encuentran en todas las marcas masivas, tienen un pequeño problema, su precio es más elevado que las convencionales, por eso debemos cuidarlas con gran mimo para que nos duren mucho tiempo impolutas.

Medias sin carreras

¿Cómo podemos evitar las tan temidas carreras o tomates, y todavía más en este tipo de medias? A continuación te damos los mejores trucos.

Instagram

-Hay que ponerlas con mucho mimo y cuidado. Ten las uñas bien limadas para subirlas y asi evitar que se produzcan enganchones a las primeras de cambio. Si puedes hacerlo con guantes, mucho mejor.
-El esmalte de uñas transparente es un gran aliado para atajar las carreras y los tomates, aplicando una pequeña cantidad de  producto alrededor del agujero.
-Prueba a rociarlas con un poco de laca en talones y puntas, porque de este modo se harán más resistentes.
-Mételas en una bolsa durante un tiempo en el congelador y cuando las saques, acláralas con agua templada y ponlas a secar.
-Un pequeño truco es llevar unos calcetines sobre ellas (cuidando siempre que no se vean con el zapato) para evitar los enganchones.
-También los zapatos son importantes. En la medida de lo posible evita las cremalleras o las hebillas. Si el zapato puede estar forrado con materiales suaves, mucho mejor.
-El cuidado en el lavado es fundamental. Mejor hacerlo a mano con un detergente para prendas delicadas, pero si lo haces en la lavadora utiliza una de esas bolsas específicas para guardarlas. Lo que jamás debes hacer es mezclarlas con sujetadores, o cualquier prenda que lleve algún tipo de cierre. Además, lee los consejos de lavado que se indican en la etiqueta