Abrimos el armario de Carmen Lomana para mostrarte algunos de sus mejores estilismos que rejuvenecen a cualquier edad.


No es fácil liderar, año tras año, los rankings de las mujeres mejor vestidas de nuestro país. Un reto solo apto para unas pocas elegidas y Carmen Lomana lo es. La socialité, de 73 años, tiene uno de los armarios más envidiados. Siempre impecable, de pies a cabeza, su estilo es sofisticado, muy chic y juvenil. ¿Cómo lo consigue? La elegancia es una cualidad innata en ella. Te mostramos algunos de sus mejores looks con los que triunfar a cualquier edad.

Carmen Lomana sabe mejor que nadie lo que le sienta bien. Esta es una de sus principales bazas, también que no desentona en ninguna ocasión. Del evento más destacado junto a importantes personalidades a una jornada informal con amigas, ella siempre está perfecta. Prendas de tendencia, marcas de lujo, complementos, joyas… Siente auténtica pasión por la moda y eso se nota. Pone un cuidado excesivo en todos sus looks eligiendo con mimo cada detalle. Todo está pensando al milímetro y casa a la perfección, desde los pendientes, hasta los zapatos y sin olvidar el bolso.

Los looks infalibles de Carmen Lomana

Uno de los puntos fuertes a tener en cuenta de su selecto armario es que posee un punto juvenil que es idóneo. Se decanta por outfits modernos que reflejan un carácter propio. Se atreve con nuevas tendencias, colores potentes, superposiciones, distintos tejidos… Su estilo es un libro abierto en cuestión de moda. Y es que podremos verla brillar durante una noche de gala con un espectacular vestido rojo de alta costura firmado por Valentino o apostar por una de las diseñadoras que arrasa entre las influencers, nada menos que la jerezana Inés Domecq.

Tiene un estilo muy femenino, también tremendamente chic e inspirador. Cuenta, sin duda, con un buen gusto que viene de cuna. Además, pisa fuerte allá donde va sabiendo que no requiere de la aprobación de los otros. Se adapta mejor que nadie a cualquier ocasión y, por supuesto, nunca la veremos desentonar porque siempre brilla. Tanto en su versión ‘working girl’ o cuando tiene por delante una relajada jornada, para todas las ocasiones atinará en la diana y elegirá el mejor look posible.

Bien es cierto que no aparenta la edad que tiene, pero también hay que reconocer que gracias a sus outfits juveniles se quieta muchos años de encima. Aunque en ocasiones puede optar por un estilo clásico, nunca resultará aburrida. Está muy atenta a lo último en moda y lejos de atreverse con todas las propuestas, solo apuesta por aquellas que se adaptan mejor a su inconfundible estilo. Tiene un don propio a la hora de vestir que la encumbra como una de las grandes damas de la elegancia de nuestro país.