La presentadora de televisión ha reaparecido este sábado para acudir al enlace entre Ymelda Bilbao de la Cierva y Borja Mesa-Jareño.


Hacía mucho tiempo que no la veíamos acudir a un acto o a una gala y lo cierto es que ya la echábamos de menos. Es por ello por lo que, en cuanto hemos encontrado a Mariló Montero entre la lista de invitados de la boda de Ymelda Bilbao de la Cierva y Borja Mesa-Jareño en nuestra boca se ha esbozado una sincera sonrisa. La presentadora de los Informativos de Canal Sur no ha querido perderse por nada del mundo el enlace de la hija de la periodista Teresa de la Cierva y el financiero Mikel Bilbao. Y no nos extraña lo más mínimo, pues se trata de uno de los eventos más esperados de la aristocracia andaluza.

La ceremonia ha tenido lugar en la parroquia de Santo Domingo de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Y allí Borja Mesa-Jareño e Ymelda Bilbao se han dado el «sí quiero» ante la atenta mirada de todos los asistentes, que a pesar de las altas temperaturas, han elegido estilismos la mar de elegantes que no han podido gustarnos más. Entre ellos, sin duda, ha destacado el escogido por Mariló Montero, que nos ha enamorado gracias a su colorido vestido.

Mariló Montero y todos los asistentes a la boda de Ymelda Bilbao de la Cierva y Borja Mesa-Jareño

La que fuera la conductora de las mañanas de La 1 ha sorprendido a todos eligiendo un llamativo pero elegante vestido largo de tirantes y corte evasé que le sentaba de maravilla. Un diseño de rayas de diferentes colores estampadas con delicadas flores que resulta idóneo para estos meses de verano y que ha combinado con unas discretas sandalias negras de tiras. Sin embargo, lo que más nos ha llamado la atención ha sido su peinado. Mariló Montero ha apostado por llevar su melena (más pelirroja que de costumbre) totalmente suelta; luciendo unos rizos de lo más naturales.

El resto de invitadas, y mucho menos la novia, no han bajado el listón. Ymelda Bilbao ha elegido un sencillo vestido de escote en V, mangas abullonadas de gasa semitransparente y gran cola de encaje que no podía ser más bonito. Sus amigas y familiares, por el contrario, han apostado por los estampados más coloridos y llamativos. Un claro desfile de moda a las puertas de la parroquia que nos ha dejado grandes estilismos y que, muy probablemente, usemos de inspiración para nuestros próximos eventos.