A pesar de que cuenta en Instagram con casi 2 millones y medio de seguidores, hasta hace pocos días, muchos ni la conocían. Pero eso se ha acabado, porque María Pombo ha sido la protagonista del último programa de ‘Mi casa es la tuya‘, donde ha conquistado a toda la audiencia, ya que no ha podido mostrarse más sincera y natural durante su charla con Bertín Osborne.

Ha hablado de todo: de cómo conoció a su actual marido tras su ruptura con el futbolista Álvaro Morata, de cómo se enteró que sufría esclerosis múltiple (la misma enfermedad que padece su madre), del mal recuerdo que guarda del colegio, de quién es exactamente su desconocida hermana no biológica… La influencer no se ha dejado nada en el tintero.

A día de hoy, nadie tiene dudas de que María Pombo ha llegado a donde está por su cercanía y simpatía en las redes sociales. Pero ojo, porque si por algo se ha hecho conocida es por ser una de las mujeres mejor vestidas de nuestro país. Y claro, para una cita tan especial en Telecinco, no podía decepcionarnos con su estilismo.

La madrileña no nos pudo enamorar más con un look muy informal pero que rebosaba estilo a raudales. María se enfundó en unos pantalones vaqueros mom fit que combinó con una blusa romántica con mangas abullonadas y unos botines cowboy. ¿La joya de la corona? Un chaleco acolchado que ya se ha postulado como el más buscado de la primavera.

María Pombo estrena el chaleco de inspiración boho más ponible de la temporada

El chaleco se ha convertido en una de las prendas más trendy de entretiempo. Puede que la temporada pasada fuesen los chalecos de punto los que coparon editoriales y escaparates, pero esta temporada los acolchados (con permiso de los de tipo sastre) van a reinar en el asfalto.

Su propia naturaleza hace que sea un poco difícil concebir estilismos ligeros que lo puedan incluir como un elemento más. Sin embargo, María Pombo ha demostrado que el chaleco es una prenda con plena cabida en primavera. Y es que con el suyo ha logrado elevar su look sin añadir demasiado formalismo.

¿Quieres más detalles? Se trata de un diseño de la firma Antik Batik de inspiración boho que cuenta con un estampado de flores que no puede ser más ideal y dos botones en algodón que le añaden un indiscutible toque chic. ¿Su precio? 115 euros. Las tallas van desde la 36 a la 42, pero si cuando lo veas te gusta, debes darte prisa, porque desde que lo luciese la influencer, planea agotar existencias. ¡Sigue  bajando y fíchalo!