En esta ocasión ha sido un traje de flores, muy juvenil y primaveral, con el que Lydia Lozano nos ha conquistado. La mejor elección para cualquier evento en estas fechas


Lo suyo son los vestidos. Y no todos le valen. Si abrimos el armario de Lydia Lozano vemos que está repleto de diseños muy similares: vestidos justo por encima de la rodilla, de manga corta, al codo o larga (jamás la veremos con tirantes), de línea fluida y con los colores más vivos y los estampados más originales. Un estilo que se adapta perfectamente a su personalidad divertida y alegre, aunque en el plató de Sálvame se pase muchas horas todas las tardes al borde de un ataque de nervios y como el rímel corrido de tanta lágrima. Pero en esta ocasión se ha olvidado de sus vestidos y nos ha sorprendido, y muy gratamente, con un traje de lo más primaveral y juvenil.

Un traje diferente, alegre y elegante

La colaboradora televisiva no podía elegir cualquier traje. Jamás nos la podríamos imaginar con el clásico modelo ejecutivo en gris o azul, porque para ella el color y los estampados son esenciales. Y si estamos en primavera, ¿qué hay mejor que las flores? Lydia, siguiendo el print por excelencia de la temporada, se ha decantado por un traje pantalón de flores en tonos azules y rosas. Una chaqueta clásica de doble botonadura con un pantalón paper bag con lazo en la cintura, de Teria Yabar, que ha combinado con un top lencero blanco. Si le tenemos que poner un «pero» al estilismo son sus peep toe joya con plataforma ya un tanto pasados de moda. Unos salones nude o unas sencillas sandalias de tiras habrían sido una elección mucho más acertada.

No es habitual ver a Lydia con traje pantalón pero este modelo tiene todas las claves que reinan en su vestuario. El color es fundamental para dar alegría y optimismo a todos sus looks y a este traje no le falta. Un modelo que puedes llevar en el día a día, pero que también es perfecto para algún acontecimiento más especial como un bautizo o una primera comunión, ahora que ya estas pequeñas celebraciones están empezando a poder celebrarse.
Además del alegre estampado el corte se sale del clásico dos piezas, dándole todavía un aire más juvenil. Un modelo que no tiene edad, y que a los 60 de Lydia lo que consigue es rejuvenecerla todavía mas.

El pequeño problema con el que nos hemos encontrado es que solo está disponible, tanto el pantalón como la chaqueta, en la talla S… Y es que ya tenemos muy claro que lo que se ponen las chicas Sálvame no pasa mucho tiempo antes de que se agote.