La princesa Leonor presidió su primer acto en solitario y para este histórico día también quiso lanzar un mensaje con su look


Llegó el día más importante para la princesa Leonor. La hija mayor de los reyes Felipe y Letizia presidió su primer acto oficial en solitario en la conmemoración del 30 aniversario del Instituto Cervantes en su sede de Madrid. Fue precisamente en ese lugar donde escuchamos sus primeras palabras en público, el 31 de octubre de 2018, cuando leyó un fragmento de la Constitución.
Este debut en solitario como representante de la Corona lo hace con 15 años, la misma edad que tenía Felipe VI cuando en mayo de 1983 realizó su primer acto en representación de su padre, el rey Juan Carlos, con un viaje a Colombia para conmemorar de 450 aniversario de la fundación Cartagena de Indias.

Todos los detalles de este histórico acto han estado cuidados hasta el mínimo detalle y también el estilismo que eligió la princesa de Asturias. A través de sus apariciones públicas hemos ido viendo cómo el estilo de la hija mayor de los Reyes de España pasaba de los looks infantiles a los propios de una adolescente. Un cambio que se hizo más evidente a partir del pasado verano y quedó definitivamente marcado en la entrega de los Premios Princesa de Asturias 2020.

El look de su primer acto en solitario

Para el primer acto que presidió en solitario la princesa de Asturias siguió la misma táctica de su madre y tiró de fondo de armario. Lo hizo repitiendo exactamente el mismo look que llevó en un acto de los pasados Premios Princesa de Asturias, en Oviedo.

Leonor lució un vestido de gasa beige con topos negros, de manga larga rematada en volantes al igual que los tres de la falda, fruncido en la cintura y con cuello mao con lazo, de la firma Poéte. Es el modelo Mirta y en su momento tenía un precio de 59,90 euros.
Lo acompañó con los mismos salones negros de ante con tacón de carrete de cuatro centímetros, de Pretty Ballerinas (195 euros).
Una estilo menos clásico que en otros importantes actos a los que ha acudido y que nos encanta. Y también, como hace la reina Letizia repitiendo modelos, una forma de no centrar la atención en el look en un día histórico para ella.

En cuanto a su melena, la llevó peinada con raya al lado y con ondas amplias marcadas en la zona de las puntas. Con la mascarilla puesta, se podía apreciar una sutil sombra en sus ojos.

El cambio de estilo de la princesa Leonor

El 2020 fue el año que supuso la transformación estilística más que evidente de la heredera al Trono. Leonor ha ido cambiado esos vestidos más infantiles para añadir a su armario pequeñas pinceladas fashionistas. Ha dejado a un lado sus prendas de la sección Kids para comprar en marcas de adultos y elegir complementos mucho más maduros y a la moda. Fue el año en el que pudimos ver a la princesa subida a sus pequeños tacones pero también llevando mangas abullonadas o abrigos muy tendencia.

Un punto de inflexión para la mayor de la hija de los reyes que ha continuado en su primer acto oficial en solitario, en el que hemos seguido viendo ese estilo más clásico que la diferencia de su hermana, la infanta Sofía.