La actriz se ha ido a Málaga y se ha llevado en la maleta un traje de chaqueta y pantalón de lo más original que nos da una pauta de la reinvención de este clásico.


La tendencia lleva ya unos meses viéndose clara en las redes sociales: los trajes de chaqueta son tendencia. Pero Paula Echevarría ha querido darte una vuelta de tuerca a lo que ya conocíamos y ha sorprendido durante sus días de descanso en Marbella con un traje de lo más original que, además, lleva su sello.

Un diseño marinero para el otoño

Paula Echevarría está pasando unos días en Málaga con sus chicos, tal y como ella misma ha contado, y parece que han pillado unas temperaturas excepcionales que incluso le han permitido darse un chapuzón. También pasear en pantalón corto por la orilla del mar y gracias a eso hemos conocido uno de sus conjuntos más originales.

Se trata de un traje de chaqueta, pero revisionado, conformado por una americana y un pantalón corto. La innovación en el diseño que lleva Paula está en el corte de la chaqueta, que se eleva por encima de la cintura, y en la estructura de short, que está a caballo entre el pantalón y la falda, puesto que en el frontal funciona como un pantalón corto, pero en los laterales podría pasar por una falda.

El vestidor de Paula

El conjunto al completo es de una firma de la que seguro que habrán escuchado hablar alguna vez hasta quienes no están al tanto de la moda. La chaqueta, el pantalón y la camiseta son de Space Flamingo, la firma que Paula Echevarría lanzó hace un tiempo y que parece que está siendo todo un éxito a nivel empresarial.

Para esta temporada han pensado en esa inspiración marina y han sacado una colección completa en la que se incluyen, además de esta americana corta y el short, otras prendas en la misma línea. Así, hay desde jerséis, pantalones largos y americanas hasta abrigos y gabardinas. Las dos prendas que lleva Paula están aún a la venta, pero algunas, como el abrigo tres cuartos de la línea, ya están agotados.

Paula completa el look con unas zapatillas blancas de Adidas de línea clásica, unas gafas de sol, muy adecuadas para el día que hacía en el sur de nuestro país y el detalle de lujo: un bolso de Louis Vuitton con un diseño además de lo más original. Esta técnica, la de mezclar prendas de distintos orígenes y precios, lo low cost con firmas de gran lujo, está últimamente muy en boga entre las celebrities, que logran así elevar cualquier look.