Giorgio Armani no necesita presentación, pues es conocido en casi todos los rincones del mundo.


Aun así, te ofrecemos los datos más significativos tanto de su vida personal como de su carrera profesional para que lo conozcas un poco más en profundidad. Este distinguido diseñador de moda y empresario de origen armenio-italiano nació en Piacenza, un pueblo cercano a Milán un 11 de julio de 1934.

Aunque es popularmente conocido por su ropa de caballero, también es un aclamado diseñador entre la clientela femenina. Armani fundó su propia empresa de moda en 1974, convirtiéndose 37 años después en el diseñador italiano de mayor éxito comercial. Se estima que su fortuna asciende hasta los 8.1 billones de dólares, además de ser admirado y promocionado por diversos actores de cine y artistas musicales.

Pero eso no es todo, Armani ha alternado la moda con su producción de perfumes y otros
complementos, que es lo que se conoce como ‘Emporio Armani’. Acompáñanos para descubrir más datos sobre la vida de este emblemático personaje del mundo de la moda.

Biografía del diseñador Giorgio Armani

Sus comienzos en el mundo de la moda

Paradójicamente, la primera afición de Giorgio Armani fue la fotografía, pero no se dedicó a ello de manera profesional. Ya en la adolescencia, su fascinación por el cuerpo humano le hizo decantarse por la Medicina, carrera que estudió durante tres años en la Universidad de Milán.

Sin embargo, tuvo que irse antes de completar sus estudios al servicio militar en el año 1957, momento en que comenzó a trabajar en los grandes almacenes ‘La Rinascente’ diseñando escaparates junto a su buen amigo, el arquitecto Sergio Galeotti.

Este contacto con una de las boutiques más sofisticadas de Italia le sirvió para aprender todo lo necesario para diseñar. En estos años se despertó su verdadera vocación, así que comenzó su carrera como diseñador entre 1961 y 1970 de la mano de Nino Cerruti diseñando también para Hugo Boss.

Tras abandonar esta firma en 1974, decidió abrir la suya propia junto a su socio y compañero Sergio Galeotti.

El nacimiento de la Casa Armani

Giorgio Armani y Sergio Galeotti fundaron la sociedad Armani y abrieron una pequeña tienda en Milán dedicada en sus inicios a la moda masculina. En este humilde negocio puso todo su empeño por recuperar la chaqueta y convertirla en una seña de identidad de la firma Armani.

Solo un año más tarde comenzó a diseñar prendas para la clientela femenina, coincidiendo con la incorporación de su hermana menor, Rosanna, a la empresa.

A los once años de fundar la compañía, Galeotti murió dejando un gran pesar en el diseñador. No obstante, Giorgio Armani se había convertido en un sagaz empresario, hábil, creativo y con una fantasía acorde a las nuevas necesidades de una sociedad cada vez más moderna, y no tuvo otra alternativa que seguir adelante.

Las prendas diseñadas por la firma Armani pueden definirse como cómodas, de líneas rectas y algo sobrias, pero confeccionadas con materiales selectos. Por otra parte, sus colecciones de mujer están más cercanas a una estética más bien andrógina donde no resaltan las formas, si no más bien intenta estilizar el cuerpo realzando la verticalidad.

Tampoco suelen ser prendas muy coloridas, aunque en ocasiones incluyen detalles de pedrería e hilos metálicos.

Giorgio y el mundo del cine

Giorgio Armani ha vestido en multitud de ocasiones a grandes estrellas de Hollywood, tanto dentro como fuera de la gran pantalla. Gracias a sus diseños para la película ‘American Gigoló’ en 1980, con Richard Gere, pudo irrumpir en el mercado estadounidense. Eso, y la portada que le dedicó la revista ‘Time’ en 1985. A partir de entonces, comenzó a ser un diseñador frecuente entre las estrellas en las galas de los Premios Óscar.

Además, desde el año 2003 la marca Armani ha diseñado los trajes para giras y conciertos a los miembros del cuarteto musical de ópera pop ‘Il Divo’. Gracias a este conocido diseñador, son conocidos por su imagen elegante e impecable. Otra estrella del mundo de la música, la cantante Beyoncé, se ha convertido en la imagen publicitaria de su fragancia ‘Diamonds’.

Sus líneas clásicas, minimalistas, sexis, elegantes y sencillas son precisamente las cualidades que le han hecho ser uno de los modistos preferidos por las estrellas de cine. Desde Diane Keaton, una de sus musas favoritas, hasta Sofía Loren, Claudia Cardinale y Gwyneth Paltrow, entre muchas otras, o Robert de Niro, Russell Crowe, Benicio del Toro, Joaquin Phoenix o el director Ang Lee.

Y es que este distinguido modisto italiano lleva muchos años manteniendo una estrecha
colaboración con el mundo del cine. Incluso ha diseñado el vestuario de otras películas, como ‘Los intocables de Elliot Ness’ (Brian de Palma, 1987), ‘Belleza robada’ (Bertolucci, 1996) y ‘Algo que recordar’ (Don Roos, 2000).

Y es que Armani declaró una vez que si volviera a comenzar de nuevo le encantaría ser director de cine. Cate Blanchet, Julia Roberts o Katy Perry son otras de las estrellas que han lucido sus inconfundibles diseños. También ha vestido al actor Christian Bale en su interpretación del emblemático personaje Bruce Wayne y a Brad Pitt en el film ‘Malditos Bastardos’.

Pero Armani no solo se encarga de vestir con glamour a los artistas de la Meca del cine, sino también a los equipos de fútbol de Italia e Inglaterra. Del mismo modo, el personal de las líneas aéreas de Alitalia también tienen el honor de vestir uniformes con el sello de este extraordinario iseñador italiano.
giorgio armani

Los secretos de Giorgio Armani

Giorgio es conocido en el mundo de la moda como Maximus Armani, el emperador, y ha
inaugurado su propio teatro en Milán. Además, se ha introducido en el mundo de la cosmética y de la producción cinematográfica.

Una de las claves de su éxito es saber dirigirse a distintos públicos manteniendo la exclusividad. Tanto es así, que Armani incluye hasta diez marcas, como por ejemplo: Giorgio Armani, Collezioni, Beauty, Emporio Armani, Armani Jeans, Armani Exchange y Armani Casa. Su expansión ha sido tan inmensa que ha irrumpido incluso en la hotelería con resorts en Dubai y Milán.

Una de sus frases más recordadas es: “Tener elegancia no significa destacarse, sino ser recordado”. Y realmente las prendas de sus colecciones se caracterizan por el empleo de tonos azul marino y negro. Armani es una leyenda viviente a sus 85 años, incluso recibió en el año 2000 un homenaje por parte del Museo Guggenheim en honor a su magistral trayectoria.