La presentadora acudió a la Fashion Week Madrid con un traje negro y una camiseta de transparencias, demostrando que a sus 56 años sigue luciendo su cuerpo escultural


Elsa Anka es todo un icono de elegancia y buen gusto, lo ha sido siempre, además, lo que más nos sorprende es lo bien que pasan los años por ella, por eso no tiene ningún miedo de enfundarse en una camiseta de transparencias que, bajo la lluvia de luces de los flashes de la Mercedes Benz Fashion Week, dejaba ver su lencería más bonita.

Que a la presentadora presentadora le encanta la moda es una realidad, aunque ahora esté un poco más alejada de las cámaras y de la televisión sigue llevando unos looks impresionantes. El de esta ocasión venía de la mano de Lola Casademunt, una firma emergente que, con sus prendas, sacaba la faceta más chic de la catalana.

Elsa Anka nos da una clase de moda, las transparencias y el brillo siempre se usan de noche

El outfit de Elsa estaba trabajado alrededor de dos colores, el negro y el dorado, que siempre casan bien. El estilismo de Elsa constaba de  un pantalón de traje negro acampanado hasta la pantorrilla  y una chaqueta corta en color negro con mangas y espalda de tejido rejilla en el mismo tono, adornada con unos botones dorados en los bolsillos frontales.

La guinda del pastel era la camiseta dorada metálica, que a priori, no parecía tener ningún tipo de transparencia, pero que al darle la luz directamente, dejaba ver el cuerpo de la presentadora y su sujetador negro a juego con la chaqueta y el pantalón. Por eso os instamos a que juguéis con las transparencias, no hay que tener miedo a usarlas, si acaso deberíamos tenerlo a no dejarlas salir del armario.

Una manicura en un color completamente distinto al look te dará un toque casual y muy chic

Los accesorios del look eran todos muy clásicos y básicos, un bolso de cadena tipo clutch dorado con el logo de la marca Lola Casademunt; unos bonitos zapatos dorados con tira en el tobillo y cierre en hebilla de la misma marca; un cinturón negro con detalle dorado en el cierre completaba el outfit de la presentadora, iba impresionante.

Elsa siempre apuesta por un maquillaje sencillo y sin extravagancias, un poquito de sombra en sus ojos, algo de polvos bronceadores y, si acaso, un poco de brillo en sus labios, no necesita nada más para estar estupenda. En el caso del pelo siguió por la misma línea que con su maquillaje, lucía  su melena de corte midi con raya al medio; es un clásico ya en ella. El punto desenfadado lo dieron sus uñas, a las que aplicó un esmalte rojo pasión que destacaba con el resto de colores de su marca favorita.