Con un traje de chaqueta en fucsia, top negro y stilettos. Así se presenta Rocío Carrasco para contar su historia después de 20 años de silencio. Un look que encierra mucho significado


Bajo el impactante título de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ ha comenzado en Telecinco la serie documental en la que escuchamos por primera vez a la hija de Rocío Jurado contar en primera persona su vida después de 20 años de silencio. Lo hará a lo largo de diez episodios (de los que ya se han emitido los dos primeros) y de su propia voz vamos a descubrir esos acontecimientos que la han llevado a estar alejada de sus hijos, Rocío y David Flores, los enfrentamientos con su exmarido, Antonio David Flores, y con toda su familia. Si todo lo que ya ha empezado a contar va a suponer un antes y un después en el mundo del corazón, aquí nos vamos a detener en el look que Rocío Carrasco ha elegido para ese renacer después de media vida de sufrimiento, que incluso, según sus propios palabras, le llevó a pensar quitarse la vida.

Todos los detalles: de la música al look

La serie se estuvo preparando durante un año y no cabe duda de que no se ha dejado suelto ni el más mínimo detalle. Entre ellos, el look que ha elegido la hija de «la más grande» para ponerse delante de millones de espectadores que van a juzgar cada una de sus palabras y de sus gestos. El documental comienza con Rocío en el set de maquillaje y con los acordes de la canción «Tout l’Univers» de Gjon’s Tears, el tema que representará a Suiza en el Festival de Eurovisión 2021 y que parte como una de las favoritas para ganar el próximo mes de mayo el certamen musical europeo.

La canción resalta la importancia de no rendirse ante las adversidades que nos trae la vida. «Hay que mantenerse fuertes. Con amor, amistad, fuerza y coraje se puede reconstruir el futuro. En esta situación excepcional es posible que nos redescubramos y reinventemos», explicaba el propio Gjon’s Tears a las pocas horas de lanzar su tema para el Festival.

Y si la banda sonora del documental habla de fuerza y reinvención, ¿qué nos quiere decir Rocío con su look? Ella sola sentada ante la cámara, al lado de un proyector, y con la voz pausada, una sobria puesta en escena que nos recuerda mucho al documental Nevenka, que hace unas semanas se estrenó en Netflix, en el que 20 años después habla por primera vez la exconcejal del ayuntamiento de Ponferrada que consiguió la primera condena a un político por acoso sexual.

¿Qué significa el traje fucsia?

Rocío lleva un traje de chaqueta pantalón en fucsia con un top negro de escote en uve y zapatos de salón de tacón alto. La chaqueta entallada de cuello esmoquin con marcadas hombreras y el pantalón ancho. Un look ejecutivo, serio, sobrio y poderoso a la vez. Un estilismo con el que también quiere lanzar un mensaje de seguridad y de mujer fuerte, que ha dejado atrás los fantasmas del pasado y busca un nuevo renacer, porque su ropa también es toda una declaración de intenciones.

En cuanto a su peinado, ha elegido su look más característico de los últimos tiempos. Con una parte de la cabeza rapada y en la otra su melena cobriza peinada con bucles muy marcados.
Entre las joyas destaca un sencillo pendiente trepador.

El fucsia, además de uno de los colores de esta primavera, es un tono vibrante. En psicología su significado está relacionado a la espiritualidad de las personas, creando un efecto relajante y sensaciones positivas, que permiten que el espíritu del ser humano emerja de cualquier situación conflictiva.

Rocio Carrasco: una mujer nueva

Pero también este traje fucsia puede esconder un sutil homenaje a su madre. Ese color fue el que Rocío Jurado eligió para la boda de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, el 31 de marzo de 1996.  Un abrigo de los diseñadores Victorio & Lucchino, con tocado en el mismo tono.

Este look de una mujer segura de si misma, fuerte y seria a la vez representa mejor que nada el momento vital de Rocío Carrasco. Al menos eso es lo que hace unos días aseguraba Jorge Javier Vázquez, presentador del programa en el que se emiten los capítulos, tras hablar con ella.

«No tiene nada que ver la Rocío Carrasco de meses atrás que hablaba cansada, agotada, muy triste. Hoy es una mujer enérgica, con fuerza en la voz, relajada e incluso diría que contenta. Me ha dicho que no tiene miedo. Se acabó el miedo y una mujer sin miedo es una mujer poderosa. Creo que está en el punto en el que se ha dado cuenta que después de lo que ha pasado y sufrido que no tiene que pedir nada a nadie».