Carmen Lomana sigue disfrutando de Marbella y de todo lo que esta le ofrece. Siempre perfecta, la socialité ha acudido a la paya para darse un chapuzón


Fue a mediados del mes de junio cuando Carmen Lomana se trasladó a su casa en Marbella para disfrutar de la costa malagueña y pasar los días de calor alejada del ajetreo de la capital madrileña. La socialité está aprovechando su estancia en Marbella para disfrutar de una de sus más grandes pasiones: el mar. Nos encontramos a Lomana pasando un día en la playa con el perfecto look, como viene siendo habitual en ella. Ideal tanto en el paseo marítimo como una vez que llega al mar y se da un chapuzón con un coqueto biquini.

Carmen Lomana disfruta de su estancia en Marbella, su lugar de vacaciones

Todos los veranos Carmen Lomana viaja a su residencia de vacaciones en Marbella, donde la solemos ver disfrutando de todo lo que ofrece la ciudad malagueña. Cenas de lujo, paseos al atardecer, días de compra… a Lomana le da tiempo a todo durante las varias semanas en las que suele mudarse a la ciudad malagueña. Pero si hay una cosa de las que disfruta Carmen es de la playa, porque ya ha dicho en más de una ocasión que ella no sabe vivir sin sol ni mar, por lo que está aprovechando su estancia para acercarse hasta la playa. Y como hemos dicho anteriormente lo hace impecable, como siempre.

Son pocas las veces que podemos afirmar que Carmen Lomana ha dado un patinazo si hablamos en cuestiones de estilo. Y es que sabe qué prenda elegir para estar perfecta según lo que el lugar y la situación requiera. En esta ocasión apostó por un caftán corto en blanco, con transparencias y originales bordados, que dejaba entrever el original biquini que llevaba. Se trata de un diseño de manga larga y escote en pico con borlas en la zona inferior del mismo. Perfecto para ir a la playa de Marbella. Lo ha combinado con unas sandalias de cuña con las que ha ganado unos centímetros de más, sombrero para protegerse del sol y gafas de sol XXL.

El original biquini con el que Lomana presume de una figura envidiable

A su llegada a la playa, Carmen Lomana ha cambiado sus cuñas por unos escarpines en rosa y ha lucido una silueta envidiable enfundada en un diminuto biquini amarillo compuesto por un top bandeau y una braguita atada a la cadena y un volante con un original estampado. Además, el color de este bañador destaca más si cabe su tono bronceado. ¿Lo más? Su collar de caracolas que temporada tras temporada sigue siendo tendencia en los lugares de playa. Os mostramos a continuación todas las fotografías del día de playa de Carmen Lomana, en el que aprovechó el buen tiempo para darse un chapuzón y refrescarse de las altas temperaturas. ¡No te las pierdas!