Beatriz Tajuelo comparte con SEMANA su viaje más especial a Castilla la Mancha, la tierra de su padre, y nos habla de moda y tendencia.


Para Beatriz Tajuelo, visitar la tierra de su padre, ha sido todo un honor. Un viaje a Castilla la Mancha, que aunque ha sido breve, le ha dejado un bonito sabor de boca. “Es una tierra llena de belleza por todos sus rincones, de buena gente que me han abierto sus brazos y han sido unos perfectos anfitriones, una tierra llena de joyas, algunas conocidas y otras muchas todavía por descubrir”, nos explica Beatriz. La socialité ha querido compartir con SEMANA este viaje tan especial además de todos los looks que ha elegido para tal especial ocasión. Y es que, tal y como nos explica ella misma, una de sus grandes preocupaciones ha sido dar visibilidad a todos aquellos sectores que se han visto afectados por la pandemia. Incluido el de la moda.

ANTONIO RIVERA

“Uno de los objetivos de este viaje ha sido el de dar visibilidad a Castilla La Mancha, fomentando el turismo nacional y local, mostrando productos locales, como el vino, alojamientos especiales, su gastronomía, lugares emblemáticos y compartir la belleza del entorno”. La joven cuenta para nuestra revista todos los detalles de esta aventura en primera persona, y además nos confiesa en qué se ha basado a la hora de elegir sus estilismos y nos aconseja que looks llevar esta primavera.

ANTONIO RIVERA
Te vemos muy feliz

Tengo salud, una familia y amigos maravillosos, disfruto muchísimo de todo lo que hago, ya sean cosas pequeñas o grandes, desde disfrutar del momento de prepararme un buen café por las mañanas, hasta realizar un viaje como el que acabo de hacer a la tierra de mi padre, mis raíces. Todo suma, todo cuenta en nuestra felicidad, al final es nuestra actitud frente a la vida, es la ilusión y ganas que le pongas, es valorar. Cuando te das cuenta de ello, eres feliz.

¿Es una de tus pasiones mostrar los rincones de España?

¡Me chifla! Viajar, descubrir y poder compartir. Mostrar la belleza del  país que tenemos. Por todos sus rincones encontramos paisajes increíbles, excelente gastronomía y productores, historia, arte, buena gente… Ahora más que nunca hay que apoyar el turismo nacional, nuestra restauración, nuestra cultura, nuestras marcas y todo aquello que nos ayude a mejorar lo antes posible de esta situación en la que vivimos provocada por la pandemia. Siempre me ha apasionado viajar, fui azafata de vuelo durante muchos años, pero creo que ahora nuestra responsabilidad está en hacerlo por nuestro país, ¡qué es maravilloso y hay mucho por descubrir!

¿Eres buena anfitriona?

Me gusta intentar hacer sentir bien a los demás, me gustan los detalles, cuidar de todo aquello que esté en mi mano… si eso es ser buena anfitriona, quizá lo sea o por lo menos la intención la pongo.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de este viaje?

¡La belleza de los paisajes! Me impresionó ver muchas tonalidades verdes, cuando me esperaba una tierra árida. Ese despertar en el HOTEL COTO DE QUEVEDO, un lugar lleno de encanto, en el que abrí mi ventana y sólo escuché el sonido de las aves ante tanta belleza de paisajes, regadas por los primeros rayos de sol. La cueva de crianza de los vinos de la BODEGAS VERUM, un lugar apasionante en Tomelloso para los que nos gusta el vino. También me impresionaron los molinos de Campo de Criptana, bellísimos y muy bien conservados. Ví una puesta de sol desde allí alucinante, que me llevé en mis recuerdos para siempre.

ANTONIO RIVERA

Pero quiero destacar también algo que me impresionó muchísimo y fue el cariño de la gente al saber que el objetivo de mi viaje, además de disfrutar de tan hermosa tierra, era dar visibilidad al turismo nacional, dar visibilidad a una tierra maravillosa y tan desconocida y apoyarles en estos momentos. Nos han abierto las puertas, nos han puesto facilidades para todo y nos lo han agradecido de corazón. Eso es lo más bonito que me llevo de todo el viaje y lo que me ha dado más ganas aún de seguir descubriendo lugares de este país. ¡Ahora más que nunca nos necesitan y les necesitamos!

Cuéntanos una anécdota que te haya llamado la atención

En Almagro estuve visitando el Corral de Comedias, una joya cultural de este país y además muy bien conservada y cuidada. Ana, del Ayuntamiento de Almagro, nos facilitó la visita con mucho cariño y Tamara Villabrille, historiadora de arte, me explicó todo tipo de curiosidades del lugar. ¡Fue marvilloso!

Al salir me interesé por la artesanía del encaje de bolillos. Me parece apasionante y de una sutileza y belleza extraordinaria. ¡Sólo pensar el trabajo que hay detrás de cada encaje ya me parecen obras de arte! Nana, propietaria de una pequeña tienda en la misma plaza de Almagro, me enseñó joyas que conserva con mucho cariño, como una mantilla elaborada en seda negra que tardaron años en terminarla y está valorada en 18.000€. También me contó que una vez, les llegó un encargo ¡del Vaticano! Realizaron un paño para el altar. Y que actualmente solo quedan 6 personas que realicen este tipo de encajes, ya que se ha ido perdiendo porque muy poca gente valora el trabajo que conlleva cada pieza… Yo soy una enamorada y fan absoluta de lo hecho a mano y de la artesanía, así que esa visita la disfruté muchísimo.