Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi fueron uno de los invitados a una cena benéfica dentro de la Bienal de Venecia.


El Teatro La Fenice se ha llenado de glamour en la inauguración de la Bienal de Venecia, la Exposición Internacional de Arte de Venecia, que este año regresa en todo su esplendor tras dos años de parón obligado por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus. Beatrice Borromeo triunfó en la cena de gala benéfica organizada por Dior y Venetian Heritage dentro del marco de este evento al que la aristócrata ha acudido al lado de su marido, Pierre Casiraghi. Una cita con fines solidarios, ya que parte de los fondos recaudados se donarán a los refugiados de Ucrania en Italia, además de para la conservación del patrimonio cultural de Venecia.

Beatrice volvió a demostrar que es una de las royals más elegante y que no hay pieza que se le resista, como el último diseño de Alta Costura firmado por Dior, que la convirtió en una diosa en la noche veneciana. Formar parte de la familia Grimaldi no es tarea fácil, ya que las comparaciones son odiosas y se tiene que comparar con mujeres de la talla de Grace Kelly, Carolina de Mónaco o Carlota Casiraghi. Todas ellas mujeres que han derrochado y derrochan glamour de manera innata. Sin embargo, a Beatrice Borromeo no le hace sombra nadie. La royal llegó a la mencionada cita al lado de su marido, que también lucía impecable de Dior. Beatrice Borromeo acaparó todas las miradas y todos los flashes, además de cobrarse todo el protagonismo entre las asistentes gracias al impecable estilismo con el que brilló.

Beatrice Borromeo eligió un vestido de alta costura de Dior para una gala benéfica

Mientras que Pierre optó por un esmoquin de corte clásico, camisa y corbata de la firma francesa, Beatrice sorprendió con un espectacular vestido negro repleto de detalles que analizamos a continuación. Siguiendo el dress code de la cita, una de las royals más queridas de Mónaco optó por un vestido compuesto por un bustier negro con escote con transparencias y a modo de jaula, y una falda larga con volumen en tejido de rejilla y adornos de cuerdas de terciopelo y con transparencias, que nos ha dejado a todos sin palabras y dejaba a Beatrice Borreo presumir de unas piernas infinitas.

El diseño pertenece a la tercera colección que Maria Grazia Chiuri creó para Dior en su colección de alta costura Primavera Verano 2018 y que fue presentada en el Museo Rodin de París. Una colección que homenajeaba a una de las pioneras artistas del surrealismo, la argentina Leonor Fini, y que se puede ver reflejado en el diseño. Borromeo acompañó el impactante vestido con una gran capa. Uno de sus mejores looks hasta la fecha.