Después de rupturas sentimentales y problemas de salud, la familia Campos se ha reunido pero esta vez por un motivo festivo. La matriarca del clan, María Teresa, celebró su 79 cumpleaños con una comida a la que asistieron todos los suyos, y algunos amigos íntimos como Rocío Carrasco, a quien consideran una más de la casa.
Pero aquí no vamos a hablar de ninguno de los temas de actualidad de la familia más televisiva (que son muchos), en lo que nos hemos fijado es en los looks que todas ellas han lucido, y que, como siempre, no dejan indiferente a nadie.

Con mucho (mucho) color así es el vestidor de todas las Campos, si exceptuamos a la benjamina de la familia, Alejandra Rubio, que se va al lado opuesto y tiene su armario fundido en negro.

Pero vamos a comenzar por la protagonista del día: María Teresa Campos. La periodista siempre ha reconocido su lado coqueto, perfectamente vestida en todos sus programas. Con el paso de los años se ha ido haciendo más atrevida, y cambió los clásicos trajes de sus comienzos en las mañanas televisivas, por los vestidos y los conjuntos repletos de color y llamativos estampados. Los zapatos son su auténtica debilidad y tiene en su vestidor modelos de las mejores firmas, que en más de una ocasión le han robado sus hijas. Incluso lanzó su propia colección.
También encontramos en su armario bolsos exclusivos, que hemos visto colgados del brazo de su nieta Alejandra.
Y tampoco podemos olvidarnos de sus muchas gafas de sol, siempre arriesgadas.

Para su cumpleaños eligió un pantalón blanco y un original plumas de verano drapeado con estampado de flores. Y, cómo no, en los pies unas botas con brillos en azul, blanco y rojo, muy roqueras. Un look divertido y que nos encanta para celebrar los 79.

Las hijas y nietas Campos

En esta ocasión Terelu optó por algo más de discreción, con un look monocolor en verde agua. Pantalones vaqueros pitillo y jersey con manga al codo rematada en volante. Las sandalias plata, el bolso negro y las gafas de sol cat eye completaban su look. Un estilismo con el que destacaba todavía más su nuevo color de pelo.
En cambio, su hermana Carmen Borrego sí se mantuvo más fiel a su estilo habitual con un vestido mini en verde menta rematado en encaje, botas cowboy de ante en marrón, y el bolso a juego con apliques bordados en relieve.

Los looks de las nuevas generaciones de la familia también nos dejaron una clara idea de los diferentes estilos. Carmen Almaguer, la hija de Carmen, llevó un vestido mini de estampado étnico, con cuñas y bolso bowling de Carolina Herrera, mientras que su prima Alejandra mostró la imagen más moderna.

La nueva estrella de la familia se decantó por un vaquero slouchy, crop top negro, cazadora de pata de gallo y botas cowboy. Todo muy tendencia y un cambio radical en la estética que hasta ahora primaba en el clan Campos.