La actriz ha empezado septiembre pasando unos días en la Ciudad Eterna, y, como siempre, ha llenado su maleta de modelitos increíbles con los que sorprendernos. En esta ocasión, Ana Obregón ha apostado por lucir en Roma un vestido que no pasa de moda y que es muy fácil de encontrar. Además, ha completado su look con unos accesorios que no te dejarán indiferente.

Ana Obregón se ha saltado muy pocas veces su luto blanco y parece que, de momento, va a continuar creando sus estilismos entorno a este color. El estilismo de hoy bien podría haber aparecido en una película de Fellini. La presentadora se ha enfundado en un vestido blanco con lunares negros de palabra de honor que le hacía una silueta increíble.

Ana Obregón ha triunfado en Roma con unos zapatos muy chic

El vestido de Ana es ajustado y opaco en la parte superior, que forma una especie de corset de lunares que se ajusta a su cintura como si hubiera sido confeccionado a sus medidas. Una falda plisada midi con un tejido más vaporoso completa el diseño. El vuelo de la tela translúcida le daba un aire muy chic, salvando las transparencias con un forro blanco.

Sin duda lo mejor de su estilismo son los complementos. Por un lado, lleva un bolso blanco de Chanel de estilo vintage, pero con un maxi logo de la firma francesa en la solapa que encaja muy bien con el estilo black & white.

Para seguir con la tónica haute couture, Ana se ha calzado con unos salones modelo Mary Jane de la firma propiedad de Prada, Miu Miu. Este calzado incorpora el tacón ancho y cuadrado, una tendencia que está arrasando en los últimos meses. Además, en el empeine tiene una cadena con un cierre decorado con perlas que eleva este zapato a otro nivel, aunque probablemente no sea lo más cómodo para pasear por el adoquinado de Roma.