Ana Boyer ha vuelto a sus looks de street style del día a día con un conjunto de básicos que no puede faltar en ningún fondo de armario.


La familia Preysler sabe lucir como nadie los looks de alta costura en los eventos, pero también controlan el street style. Cada uno con su personalidad, pero con un nexo en común: su habilidad para conjuntar prendas de tendencia con grandes básicos. Y eso es lo que ha hecho Ana Boyer con su último look: regresar a esas prendas que no deben faltar nunca en el armario.

Los cambios de vestuario y los básicos

La forma de vestirnos suele ir cambiando a lo largo de vida. Por eso hay prendas que entran en una determinada década en el vestidor y la abandonan en la siguiente. Pero hay otras que se quedan y se van adaptando a los distintos estilismos que vamos creando. Y si hay un básico que se mantiene en todas las décadas ese es el pantalón vaquero.

Ana Boyer tiene unos cuantos en su armario que son la prenda central de muchos de sus looks para un día a día que es de lo más activo. Así la vemos en sus viajes junto a su marido, Fernando Verdasco y sus hijos y junto a una compañera de aventuras como es Sandra Gago, mujer del tenista Feliciano López. Boyer apuesta por unos vaqueros tipo mom fit, con pernera ancha, aunque también tiene tipo pitillo, que quedan fantásticos con otro básico, las zapatillas tipo sneakers.

Las camisas, un fondo de armario de lo más útil

Con estas dos prendas logra hacer que todo encaje y funcione para estar cómoda y además no perder ni gota de estilo. Y en su último look suma además otra prenda básica: una camisa de tono liso. La blanca es infalible, pero una azul también es necesaria porque, además de ser un color que favorece a todo el mundo, encaja a la perfección tanto con los pantalones vaqueros como con unos de pinza negros.

Por esa versatilidad, las blusas y camisas deben estar presentes en cualquier armario. Sea cual sea nuestra edad, encajará con los distintos estilismos. Lo más importante para hacerla cuadrar son los tejidos. Así las de popelín son perfectas para estilismos más serios, con ese otro básico que son unos pantalones negros, pero funcionan bien con vaqueros.

Si queremos rebajarlo y darle cierta comodidad, las de algodón y lino tienen una textura diferente que hace que sienten mejor a la hora de crear estilismos más relajados. De ese tejido es la que luce Ana Boyer en casa con unos pantalones vaqueros con cierta holgura y que conforman un look confortable y adecuado para estos días.