Tamara Falcó, mucho más que una cara bonita

Tamara Falcó, dos palabras que nos suenan diferentes desde que la hija de Isabel Preysler ha decidido dejarnos a todos con la boca abierta. Así que permitidme que hoy le dedique este espacio a la mujer que hoy está en todas las portadas sorprendiéndonos con su destreza en la cocina. Porque Tamara, ha hecho mucho más que demostrarnos su capacidad para moverse en el complicado y laborioso mundo de los fogones. Ha conseguido meterse a media España en el bolsillo. Ha desmontado  prejuicios y desempolvado una imagen que todos, de alguna manera, nos habíamos hecho de ella, siempre a la sombra de Isabel Preysler.

Tamara Falcó, dos palabras que nos suenan diferentes desde que la hija de Isabel Preysler ha decidido dejarnos a todos con la boca abierta Conocía de Tamara lo que todos veíamos y leíamos en la prensa pero esta temporada he tenido la fortuna de conocerla de cerca. Desde que confió en nuestras manos he tenido la oportunidad de descubrir a otra mujer. Sencilla  sencilla, educada, muy educada, es algo que destacan las esteticistas del equipo que tratan directamente con ella, y respetuosa con el trabajo de los demás. Por eso resulta tan fácil trabajar con Tamara, establecer un protocolo y conseguir los mejores resultados. La disciplina que ha reflejado en los fogones de Masterchef es la misma que nos demuestra cada día. Cumple a rajatabla con los horarios y con las rutinas, tan importantes a la hora de conseguir los objetivos.

¿Y cuál es el secreto para mantener un cuerpo diez como el que luce Tamara Falcó?

En primer lugar, un plan personalizado en el que no podía faltar nuestro Reset Massage combinado con LPG, nuestros top ten a la hora de  drenar. En la primera fase “rascamos” las partes emocionales y conseguimos desfibrosar y rejuvenecer el tejido a nivel interno. Algo muy necesario cuando estamos sometidos a un ritmo vertiginoso como el de Tamara. A continuación, con el masaje mecánico y la aspiración sincronizada, movilizamos y liberamos la grasa localizada, activando el sistema circulatorio y el drenaje linfático. Así se estimulan los fibroblastos y producimos ácido hialurónico, colágeno y elastina. ¿El resultado? Un desbloqueo absoluto del cuerpo, con el que abrimos las zonas por las que pasa la energía y, de esta manera, devolvemos la esponjosidad al tejido.

Disciplina, buena alimentación y los mejores tratamientos, detrás de la magnífica imagen de Tamara Falcó

Todos estos tratamientos son claves pero de nada servirían si Tamara no estuviera cargada de vitalidad, energía positiva y ganas de comerse el mundo. Porque eso es lo que nos ha demostrado a todos: es una gladiadora capaz de remangarse y meterse en harina sin importarle el qué dirán. ¡Bravo Tamara!