En el cuarto episodio de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, Rocío Carrasco ha recordado la llegada de Gloria Camila y Jose Fernando a sus vidas


Ya hemos podido ver el cuarto episodio de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’. En este episodio, bajo el nombre de ‘Muera el amor’ ha recogido las vivencias de Rocío Carrasco durante el periodo transcurrido entre julio de 1999 y febrero de 2000. Durante ese período ha recordado un momento muy importante en su vida: la llegada de sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando. Rocío Jurado y José Ortega Cano adoptaron a los dos hermanos en el año 1999, cuando ella tenía tres años y su hermano seis. Este domingo, Rociíto ha recordado cómo fue aquel momento.

A lo largo de estos años, mucho se ha hablado de cómo recibió Rocío Carrasco la llegada de sus dos hermanos. Ella misma ha revelado en este nuevo capítulo que ella estaba muy feliz con esa decisión, ya que Rocío Jurado pudo hacer feliz a José Ortega Cano. Tal y como asegura Rociíto, a su madre ya se le había pasado la edad de maternidad, pero era un sueño para el torero y su madre no dudó ni un momento en hacerlo realidad. Verlos a ellos tan felices, también supuso una gran felicidad para Carrasco.

Tal y como ella misma ha contado, «estaba encantada con los niños», además ha revelado algo hasta ahora desconocido para muchos. Y es que debido a la edad que tenían ambos padre, Rocío Jurado y José Ortega Cano, se precisaba de la firma de alguien mayor de edad que respondiera por esos niños si el día de mañana sus padres no podían hacerse cargo de los menores. Rocío Carrasco fue quien firmó esos papeles y la encargada de hacerse cargo de sus hermanos en el caso de que a los padres de los menores le ocurrieran algo durante esos años. 

© Telecinco.

No ha dado más datos sobre la relación de sus hermanos

Uno de los temas más esperados es el motivo de la nula relación que mantiene con sus hermanos. A lo largo de estas semanas, son varias las ocasiones en las que se le ha preguntado a Gloria Camila por la docu-serie de su hermana, sin querer hacer nunca declaraciones al respecto. Mientras tanto, SEMANA ha podido saber cómo está viviendo el hijo de Rocío Jurado el huracán mediático que ha traído consigo el documental.

Aunque el joven permanece ingresado en el Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, donde se rehabilita de sus adicciones, SEMANA ha podido saber cómo está viviendo el hijo de Rocío Jurado todo este huracán mediático: «José Fernando está viendo el documental de su hermana y está siguiendo todo lo que pasa», asegura Michu, pareja y madre de su hija. Pese a que no ha querido entrar en muchos detalles y prefiere mantenerle al margen de todo esto, Michu señala que «José Fernando siempre ha tenido y le tendrá un gran cariño por Rocío Carrasco«.