El ‘iluminati’ participa en una pelea callejera en la que el exganador de ‘Supervivientes 2019’ acaba herido, con el rostro lleno de sangre.


La noticia más reciente sobre Omar Montes están haciendo arder las redes sociales. En esta ocasión no se trata del lanzamiento de un nuevo ‘hit. Ni de una nueva novia. Ni de una nueva foto de su oso hormiguero. No. Esta vez, el amigo de Kiko Rivera se ha envuelto en un incidente bastante menos amable. Ha participado en una reyerta callejera que ha acabado de la peor manera…

Las imágenes de su pelea en plena calle están corriendo como la espuma en las plataformas digitales. Y han revolucionado las redes sociales, donde miles de usuarios han compartido el vídeo de su brutal enfrentamiento.

El ‘iluminati’, con la cara ensangrentada tras una pelea en la calle

En el vídeo (publicado por @ceciarmy) se ve al de Pan Bendito insultando a un joven con el apelativo de  «maricón de mierda». También muestra cómo el cantante acaba con la cara llena de sangre mientras algunos de sus amigos intentan alejarlo de la pelea para que la situación no empeore.
Visiblemente acalorado, y muy cabreado, Omar es golpeado en el rostro por uno de los jóvenes que participan en el altercado. Y, como consecuencia de ello, la sangre le corre por la cara. Tras la pelea, el artista no ha contado qué lo llevó a perder los estribos y a verse involucrado en una situación tan poco deseable.

«Voy a estar desconectado de las redes durante un tiempo»

Sí ha comentado, en cambio, que permanecerá alejado de las redes sociales una temporada: «Voy a estar desconectado de las redes durante un tiempo». Sin ofrecer explicación alguna sobre lo sucedido, añade: «Gracias por todos los mensajes de apoyo». Su mensaje, compartido a través de Stories, concluye: «La gente es muy envidiosa y hace lo que sea por verte mal».

Las recientes polémicas de Omar Montes

No es la primera vez que Omar Montes se ve envuelto en la polémica. A mediados de julio se suspendió uno de los conciertos que tenía programados por, según la versión de los promotores, negarse a usar mascarilla. Muchos le reprocharon su actitud, así que días después se vio obligado a explicar lo que había sucedido realmente. «No me han pagado ni un duro. Solo he ido a un sitio benéfico… Soy una persona de riesgo. Mira que yo tengo la enfermedad del heno, la polinosis y me han llevado a un sitio y cuando he dado el cheque del dinero a niños que lo necesitan ha venido mucha gente», revelaba. «Le he preguntado al organizador del evento y me ha dicho que venía amigos y familiares y yo le he dicho que era persona de riesgo y que yo no tenía en ese momento mascarilla. Me podían pegar algo, me decía que no pasaba nada y me he hecho fotos con todos. Luego me dicen que habían cancelado el evento y la verdad es que no habían vendido suficientes entradas y no tenían para cubrir los gastos. Ahora me acusan…», decía en Stories de Instagram.

El pasado mes de junio también tuvo que dar explicaciones sobre otro sonado incidente en una discoteca. El cantante asistía junto a otros rostros conocidos, entre ellos Susana Molina (exconcursante de la ‘La isla de las tentaciones’ y amiga y exsocia de Anabel Pantoja), a una fiesta en Madrid en la que había más de 100 personas. Teniendo en cuenta que en aquellas fechas el país se encontraba en la Fase 2 tras el confinamiento a celebración tenía carácter ilegal. Entonces solo se permitían las reuniones de hasta 15 personas.

Así detallaba haber sido víctima de un engaño: «Lamento mucho la situación en la que me vi envuelto ayer y pido perdón a todas las personas que con razón, se hayan sentido ofendidas por mi comportamiento irresponsable. Estamos viviendo una situación muy difícil y reconozco que ayer no actúe de la forma adecuada y lo que hice, no es un buen ejemplo para toda la gente que me sigue y disfruta con mi música», escribía en sus redes sociales.