La cantante Vega confiesa que es bipolar y explica cómo es su enfermedad, cómo lucha para gestionar sus emociones y cómo la Sanidad Pública da la espalda a las personas con problemas de salud mental


La Sanidad Pública no tiene la salud mental como una prioridad y cada vez son más los famosos que han dado un paso al frente para cambiar esta injusticia, poniendo sus propios casos sobre la mesa. Así lo ha hecho ahora Vega, cantante que se diese a conocer en ‘Operación Triunfo’ y que ha presentado un nuevo álbum, ‘Mirlo blanco’, en el que plasma precisamente cómo convive con su afección mental poniendo como título a una de sus canciones el trastorno que le fue diagnosticado, ‘Bipolar’. Esta canción, junto a ‘Un golpe’ han sido lanzados para dar a conocer el nuevo trabajo de la cantante, en el que ha hablado sin reparos sobre la enfermedad con la que tiene que convivir.

Vídeo: Instagram

Vega ha querido explicar el porqué de esta canción informando a sus seguidores que ella misma sufre bipolaridad y que, como muchas personas con su problema, se ven desamparadas por parte de la Sanidad Pública, que no repara en su problema: “Actualmente, una gran parte de la población en España acude a profesionales de la salud mental de forma privada, la gran mayoría sin poder, haciendo grandes esfuerzos económicos, porque estos problemas les limitan para trabajar y vivir como el resto”, denuncia la artista en su última publicación. Lo hace para pasar a confesar que “soy bipolar. Real, que no regia. Diagnosticada. No de ese bipolar que a veces hemos arrojado contra alguien como un insulto de conveniencia. Toda mi vida ha estado llena de días confusos. Mañanas de llorar a lares sin razón aparente y reír a carcajadas por la misma sinrazón”, comienza a detallar Vega, que pide “recursos humanos de profesionales cualificados para ayudar a la gente que lo necesitamos”.

La cantante quiere dejar claro que “ser bipolar no es ninguna estupidez que se pueda lanzar al aire como un insulto más. Es doloroso y difícil de gestionar para quienes lo padecemos y para quienes nos rodean”, explica Vega, que no tiene miedo de compartir su propio diagnóstico detallado para acabar con este desconocimiento: “Persona PAS (altamente sensible), coeficiente intelectual superdotado (y desaprovechado, esto lo añado yo), bipolar y migraña hemipléjica crónica. Su cóctel molotov, gracias”, escribe Vega sin olvidarse del humor que le ayuda a afrontar las dificultades de la vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vega (@vegaoficial)

Para ella, no todo es negativo y destaca que “ser extremadamente sensible, empático, al punto de somatizar la alegría y el dolor ajeno, eso, dentro del drama de convivir con ello, me parece que aporta cosas buenas”. No obstante, es difícil lidiar con la parte negativa, la cual conlleva tratamiento médico, por lo que considera que debe ser una prioridad para la Sanidad de nuestro país: “Algunos ni siquiera llegan a recibir su terapia o tratamiento porque no les alcanza ni para querer, y con querer no basta”, sentencia la cantante, valiente al confesar que es bipolar y cómo se siente desamparada por parte de las autoridades sanitarias al no contar con su ayuda para saber gestionar los momentos bajos y los otros álgidos. No se presenta como víctima, sino como una afortunada que ha podido contar con ayuda profesional privada para tener cierto control sobre sus emociones, algo que sabe que no todos pueden disfrutar por falta de recursos, por ausencia de apoyo institucional y por cómo en la sociedad se ven aún estigmatizados los problemas de salud mental, siendo utilizados en ocasiones como insultos.