¡Hola a todos! Comenzamos la semana con un estreno de signo otoñal, pero volvemos a lo mismo: ¿por qué últimamente Letizia se queda a medias? ¿Por qué una de cal y otra de arena? Qué queréis que os diga: ¡queremos un pleno ya! Voy a serenarme, que veo que me estoy poniendo dramática y os lo explico todo…

Letizia

Los Reyes acudieron este pasado lunes a la sede de la Conferencia Episcopal, en Madrid, con motivo de su 50º aniversario. Tratándose de un marco religioso, rodeada de obispos, no íbamos a pedir un estilismo con demasiadas alaracas, sino algo correcto, funcional, que no llamase demasiado la atención en ningún sentido particular… Pues bien, eso se cumplió.

Eso sí, la Reina se sacó un as de la manga estrenando un top de tweed semiajustado, con cuello redondo, manga larga pegada y semipeplum en la cadera (un estilo que adora), en atractivos colores otoñales (granates, rosas y marrones). Muy bonito y favorecedor.

Letizia

La firma aún se desconoce, pero tiene muchas trazas de Uterqüe. Quizás es de alguna temporada pasada y es ahora cuando Letizia ha decidido mostrarla en público. No sería la primera vez. La sospecha se fundamenta en la prenda que os muestro abajo, una chaqueta de dicha firma, que lleva a conjunto una minifalda también en tweed, con un patrón de forma y colores bastante similar.

Letizia
Letizia tiene esta chaqueta desde 2012 y la ha lucido en muchas ocasiones. El tweed se parece mucho al top del lunes.
letizia en tweed
Es un hecho que este tejido es uno de los preferidos de la Reina. Aquí varias chaquetas de tweed: de izquierda a derecha, son de Uterqüe, Felipe Varela y Mango.

Y hasta aquí lo más emocionante. Porque, de nuevo, bajamos la vista y nos encontramos con los sempiternos pantalones rectos negros de Hugo Boss. Ya son algo más que un comodín, son ese «mejor amigo» del que no te quieres separar, con el que deseas compartirlo todo… hasta que un día no puedes más de la saturación y los metes en un contenedor de reciclaje. Lamento deciros, chicas y chicos, que ese momento aún no ha llegado, pero sospecho que puede estar cerca. ¿Cuántas veces se los ha puesto? He perdido la cuenta y la razón.

letizia

Es una pena, porque al igual que sucedió con el nuevo top roquero de Uterqüe, es lo que fastidia un conjunto que iba por buen camino. Con otro pantalón de los cientos que tiene, con otro, digo, uno de pernera ancha y en un color menos duro, por ejemplo, la cosa hubiera pasado de lo normalito a lo chic. Y con muy poco esfuerzo.

Letizia

Del resto destacar los pendientes de Coolook, una de sus últimas adquisiciones de la firma mallorquina, con piezas intercambiables de cuarzo fumé  y una espiga montada con cuarzo rosa y cuarzo rutilado, que estrenó el pasado 11 de octubre. La cartera rosa de piel de avestruz de Mbubag, ya conocida. Y también, otra vez, los salones negros de Magrit (la indestructible pareja de baile para los pantalones HB).

Letizia

Por último, unas palabritas para el maquillaje. Más allá de las pestañas extralarge, los tonos suaves y rosados, especialmente en brillo de labios, unido al pelo liso, le daban un aspecto muy fresco.

letizia

Como no era cuestión de descocarse y además las temperaturas no acompañaban, Letizia se puede decir que no desentonó, y que incluso hizo gala de una actitud discreta, casta y recatada. Pero, si pedís que me moje, y como la lluvia cae ya en Madrid inexorablemente, no será difícil, digo que un nuevo top de tweed no es suficiente. Que hay que rematar mejor la jugada. Así que esperaremos a la próxima…

¿Qué os parece? ¿Cómo puntuamos este top? Y que no cunda la nostalgia, por favor…

Letizia
Un bravo y un hasta luego por el top «misterioso». Nosotros nos reencontraremos con los Reyes este jueves en Valencia. ¡Saludos y abrazos a tod@s!