Irene Rosales recuerda el pasado 6 de febrero como un día fatídico. La esposa de Kiko Rivera tuvo que despedirse de su madre para siempre, pues esta falleció tras luchar intensamente contra una grave enfermedad. Aunque ya han pasado dos meses y ella trata de mirar a la vida con optimismo, la joven no puede evitar recordarla y, sobre todo, enviarle algún mensaje a través de sus redes sociales. En sus stories ha compartido unas palabras que, a pesar de no tener destinatario, todo el mundo saben hacia quien van dirigidas. «Me haces tanta falta mi vida. Te echo tanto de menos…«, escribe junto a un fondo negro y una estrella. Y es que justo este miércoles se cumplían dos meses de su pérdida.

Un tributo que para ella casi se ha convertido en una tradición, ya que en el mes pasado también quiso rendirle homenaje en una de sus publicaciones en la que además añadió una ilustración de su madre que conquistó a todos sus seguidores. «Podré disimular mi tristeza, podré decir que todo está bien engañándome a mi misma, pero lo que nunca podré es dejar de echarte de menos. Cada día es más complicado y más falta me haces, me siento protegida, pero con la alegría completamente rota… Daría todo por tenerte. Te amo con locura mamá», dijo.

Sin embargo, Irene en este duro momento cuenta tanto con el apoyo de su familia como el de sus followers. Estos últimos no dejan de animarla en su Instagram, donde le recuerdan el cariño que la tienen y la animan a seguir hacia adelante junto a sus hijas. Con ellos, precisamente, y con su esposo se encuentra confinada en su hogar. «Mucho ánimo por esas dos personitas que te necesitan», «con el tiempo ese dolor se irá convirtiendo en recuerdos» o «ánimo, ella siempre estará contigo» son solo algunos de los mensajes que se pueden leer en sus redes sociales y los cuales tratan de transmitirle toda la fortaleza posible.

Parece que su visión en más optimista y así lo ha revelado ella misma en su último post. Con humor, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha explicado a sus seguidores que cuando se ponga fin a las extremas restricciones, su físico será un tanto distinto. «Aviso. Me estoy pegando atracones en esta cuarentena y cogerá peso y no estoy haciendo deporte y estoy enormemente feliz conmigo misma», ha escrito junto una imagen de una tableta de chocolate.

1La joven está teniendo tiempo para reflexionar

El fallecimiento de su madre la dejó desolada y ahora que tiene tiempo para pensar, Irene Rosales, la está añorando muchísimo. Aunque trata de apoyarse en el hijo de Isabel Pantoja, ella misma relata que no puede evitar derrumbarse a veces.

2Después de perderla publicó una de sus imágenes más especiales

Junto a una fotografía de su boda en la que aparecía Irene junto a Kiko y su madre, la esposa del DJ se confesó. «Te vas, pero a la misma vez te quedas. Me quedo con tu última mirada y abrazo.Me vas hacer muchísima falta pero tú me enseñaste a ser fuerte. Te debo la vida mamá, eres mi todo y ahora serás mi estrella 💫Gracias por enseñarnos tanto. Te amo con locura mami», escribió después de que se conociera su fallecimiento.

3Estuvo volcada en su cuidado

Su padre lleva muchos años enfermo y su madre también lo estuvo durante unos meses antes de su fallecimiento. Irene trató de llevar esta situación dramática en silencio, aunque no pudo evitar derrumbarse públicamente a causa de la presión que estaba viviendo.

4A finales de año se derrumbó en directo

Solo tuvo un momento de debilidad. Fue el pasado 29 de diciembre cuando se vino abajo en pleno directo. La colaboradora de ‘Viva la vida’ no pudo reprimir las lágrimas cuando Emma García le comentó que la notaba algo «raro». «Irene, ¿estás bien? ¿Estás teniendo un fin de año bueno? ¿Qué te pasa? Conozco muy poco a Irene, lo que nos vemos aquí, pero hoy te he notado algo»,

5Hace poco se confesó con la revista SEMANA

«Hay un momento en el día en el que tengo que salir obligatoriamente y es para ir a la casa de mi padre. Pero está a 50 metros de la mía y voy superprotegida. Tengo que salir, porque él, ahora mismo, está solo y tengo que ir a verlo, ponerle su medicación, cuidarlo…», explicaba la propia Irene Rosales a esta revista.

6Ella es la encargada de salir de casa

Irene aprovecha esta salida obligatoria para también realizar los recados y hacerse cargo de las necesidades que pueden tener o bien sus hijas o bien Kiko. «Cuando toca salir de casa para ir a la compra o a la farmacia, soy yo la que lo hace. Ya que, como me encargo del cuidado de mi padre, aprovecho para que Kiko no tenga que salir y se quede cuidando a las niñas», apunta a este medio.

7Está obligada a permanecer en Sevilla

La cercanía de su vivienda ha obligado al matrimonio a permanecer en Sevilla. Ella, su esposo y sus pequeños se encuentran en la residencia en la que conviven desde hace varios años, una casa en la que cuentan con el espacio suficiente para que sus pequeñas puedan jugar sin ningún problema.

8El confinamiento también ha paralizado su trabajo

Al no residir en Madrid y depender de un AVE, Irene y ‘Viva la vida’ decidieron que su presencia en el magacine de fin de semana se iba a ver detenida hasta nueva orden. Eso sí, si necesitan de su colaboración ella está dispuesta a estar presente mediante videollamada o a través de una conexión telefónica.

9Kiko Rivera está muy activo en redes sociales desde entonces

Aunque tomó la drástica decisión de hacer borrón y cuenta nueva en sus redes sociales eliminando la mayoría de sus fotografías, lo cierto es que Kiko Rivera suele publicar vídeos e instantáneas en su perfil con el fin de entretener a sus más de 800.000 followers.

10Ha encontrado en Isabel Pantoja "su segunda madre"

«No seré tu mamá, porque tu mamá era Tere, a la que queríamos todos, pero para lo que me necesites siempre me vas a tener como esa segunda madre», dijo la tonadillera durante su intervención en ‘Volverte a ver’. Estaba profundamente emocionada e Irene agradeció muchísimo estas palabras.