Luis Lorenzo y Arantxa Palomino esta semana deben personarse en los juzgados para firmar. Continúan siendo investigados por la muerte de la tía Isabel, quien podría haber sido asesinada por envenenamiento. En su cuerpo se ha encontrado una cantidad 200 veces superior a la habitual de cadmio y 20 veces de manganeso, aunque no es lo único que pone al matrimonio contra las cuerdas. Aunque los protagonistas niegan que hayan tenido algo que ver con su muerte y aseguran que estaba perfectamente atendida, se han encontrado ciertos datos en los informes que podrían desvelar que estaba desatendida, en situación de abandono y reflejan episodios escalofriantes. Eso sí, no es lo único, sino que también resultan llamativas ciertas fechas en lo que respecta a su herencia.

Arantxa Palomino
Gtres

La primera de ellas el 7 de mayo de 2021, día en el que Nacho Abad asegura que fueron al notario Arantxa y Luis Lorenzo para conseguir unos poderes y que Arantxa fuera declarada heredera universal de la casa y del dinero de las cuentas de su tía. Unos días más tarde, el 21 de mayo, consigue un nuevo poder para sacar dinero y gestionar las cuentas de su tía Isabel y ya por tercera vez intentan conseguir uno nuevo, pero esta vez el notario se niega ya que la mujer «ni siquiera habla».

De momento, la herencia está bloqueada y un juez ha declarado que de momento no se toque. Pero, ¿qué tienen que decir los protagonistas? Arantxa Palomino rompió su silencio en ‘El programa de Ana Rosa’ donde explicó que ella no tenía ningún interés en el dinero de su tía y que solo quería saber cuánto dinero tenía para saber a qué cuidados podría optar. «Me llaman asesina porque todos querían el dinero de mi tía», dijo.

Luis Lorenzo
Gtres

Por otro lado, lo que queda claro es que la tía Isabel podría no haber recibido ciertos cuidados en Madrid y así lo atestiguan algunos informes. «La familia no proporciona gasas, esponjas, elementos mínimos para el cuidado de la persona mayor», «Arantxa Palomino parece estar desquiciada y se va sin prestar atención a María Isabel» o «la sobrina era capaz de largarse del domicilio todos los fines de semana dejando a la enferma con la cuidadora» son algunas de las frases que se recogen en los mismos, según COPE. Ahora queda saber cómo han llegado los metales pesados al cuerpo de Isabel y quién le habría suministrado los mismos, incógnitas que todavía no tienen respuesta.