A escasas horas del fin de la puja, habría una oferta en firme para adquirir la vivienda.


El 28 de enero, la casa de Toño Sanchís en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo salía a subasta para hacer frente a la deuda contraída por este contra su antigua amiga y representada, Belén Esteban. Una puja que está a punto de concluir, ya que finaliza este mismo lunes, 18 de febrero, tres semanas después de haberse iniciado. A escasas horas de su fin, habría una oferta en firme para adquirir la vivienda, tal y como publica el portal LOOK.

Leer más: Así es la casa que Toño Sanchís ha perdido por Belén Esteban y será subastada en febrero

Por el momento, poco ha trascendido acerca de esta información y del interesado en esta residencia de tres pisos que adquirió en su momento Toño por 570.000 euros y donde vivía junto a su mujer, Lorena Romero, y sus hijos. El precio de salida de la puja se había fijado en 266.615 euros, muy por debajo de su valor de mercado, ya que esta es la cantidad que aún queda pendiente para finiquitar con la hipoteca.

Desde el inicio de la subasta, este tema ha generado gran polémica. La mayor interesada, Belén Esteban, aseguraba durante el programa Sálvame que tenía sospechas sobre la estrategia que iba a seguir Toño. «Creemos que va a poner a una persona para que puje por la casa«, afirmaba. Ya entonces, la colaboradora mostró su enfado por este motivo, ya que presentía que teniendo el dinero habría optado por no saldar la deuda con ella.

Toño debe aún a Belén una importante cantidad de dinero tras el triunfo judicial de la colaboradora. Una vez saldada una deuda inicial estimada en 300.000 euros, la justicia determinó sacar a subasta esta casa -que cuenta con cuatro dormitorios, zona ajardinada y garaje- con el fin de liquidar lo que aún se debe. En el caso de no haber ninguna puja, Belén podría quedarse con la casa por un 50% de su valor.