Toñi Moreno está viviendo la cuarentena ella sola en casa al cuidado de su hija Lola. Cada día que pasa se le hace más cuesta arriba a la presentadora


Toñi Moreno está viviendo la cuarentena ella sola con su hija Lola. Desde un principio aseguró que no estaba siendo fácil para ella y que en ocasiones se le hacía cuesta arriba, pero ahora parece que la presentadora no puede más y está al borde del colapso. En un principio se tomó con mucho positivismo esta cuarentena, pero el hecho de que subiera de peso a pesar de seguir una dieta con su nutricionista y hacer ejercicio físico con un entrenador personal de MamiFit, hizo que se desmoronara todavía más si cabe.

Toñi Moreno está desbordada por la falta de sueño

«Estoy intentando hacer el reto de ponerme en forma, pero durante la cuarentena me está resultando muy difícil. Entre otras cosas porque creo que tengo un estrés que no me deja ni de descansar», ha comenzado diciendo la presentadora con el rostro visiblemente cansado confirmando sus problemas de sueño. «La niña duerme conmigo todas las noches y me despierta cada tres horas. Además me duele tanto la ciática que prefiero tenerla a mi lado. Sé que a lo mejor lo estoy haciendo mal», ha confesado Toñi Moreno en su último vídeo de MTMAD. «Las noches para mí son infernales», ha asegurado la presentadora de ‘Mujeres y hombres y viceversa’, que tuvo que dejar el programa tan solo unos días después de volver al trabajo por su baja de maternidad.

Todas las noches Toñi Moreno le da hasta tres biberones a su pequeña Lola, lo que le hace muy complicado descansar el tiempo suficiente cada día, lo que se traduce en que el día se le hace más cuesta arriba. La periodista está desbordada por la falta de sueño y por el cuidado de un bebé tan pequeño ella sola y sin la ayuda de nadie. A esto hay que sumarla la crisis sanitaria a la que nos enfrentamos, lo que hace que el estrés y la ansiedad se acentúen. Sobre todo en aquellas personas que están viviendo este confinamiento solas en casa.

Las confesiones más duras de Toñi Moreno durante la cuarentena

«Me resulta difícil, difícil todo. Valoro muchísimo a las que son madres y no tienen ayuda y tienen tres o cuatro hijos. Nunca me había parado a pensar lo difícil que era esto. Cocinas, comes, cambias a la niña, no duermes por la noche…enfin…», ha confesado Toñi Moreno. Durante este capítulo, también ha hablado con una amiga suya, Samantha Villar, a la que le ha confesado lo mal que lo está pasando: «Lo estoy llevando peor de lo que pensaba. Es que lejos de perder peso, estoy cogiendo», ha señalado. «Tengo que dejar de comer por años. ¿Sabes qué pasa? Que me levanto por la mañana con una ansiedad», ha confesado Toñi Moreno muy preocupada por la situación a la que se está enfrentando y que le está sobrepasando.