Este martes, Miriam Sánchez ha roto su silencio para hablar alto y claro sobre su ex, Pipi Estrada, al que acusa de contar informaciones sobre ella que no se corresponden con la realidad. Para la exactriz, el periodista deportivo «está enfermo» y «tiene serios problemas económicos». Lo califica como «un manipulador», «un traicionero» y alguien con «un narcisismo que roza la psicopatía». Incluso ha asegurado que su personalidad le ha hecho tener serias dificultades con todas sus exparejas, incluida Terelu Campos. Según ella, la malagueña decidió pedir la ayuda de una psicóloga durante el tiempo que mantuvo una relación sentimental con el periodista deportivo. 

pipi estrada

La hija de María Teresa Campos, que acaba de cumplir 57 años, no ha negado estas informaciones. Por primera vez ha confesado que, tal y como señala Miriam Sánchez, se puso en manos de una especialista para intentar sacar adelante su romance con Pipi. «Sí, estuve en una terapia de pareja», ha revelado en ‘Sálvame’. «Fue con alguien a quien aprecio mucho, a Marcela. La terapia consistía en ir cada uno por separado y luego ir juntos. No fue a la primera sesión de ir juntos, pero sí a la tercera sesión de ir juntos».

«La terapeuta me miró y me dijo delante de él: ‘No tiene solución, no vengas más»

«Os lo voy a contar con la mayor honestidad posible. Marcela me miró y me dijo delante de él: ‘No tiene solución, no vengas más. Soy honesta y no vengas más», continuaba. «Ahora sé que tiene su gracia. En ese momento no tiene ninguna gracia. Creo que Marcela fue… más honesta, imosible. ¿Cómo voy a estar yo aquí con sesiones con estas dos personas y con alguien que no te escucha? Ella vio que era imposible, absolutamente inviable. No lo he contado nunca, pero no quería dejar a Miriam de mentirosa porque me parece que no es el momento de dejarla de mentirosa». A Terelu no le gusta hablar de Pipi Estrada, pero no ha tenido reparos en relatar esta fase, hasta ahora desconocida, de su idilio con el colaborador. «Fuimos a una terapeuta para intentar solucionar todos los problemas: mentir, engañar, tirarse a cualquier tía… Todo eso está dentro de cualquier terapia de pareja».

pipi estrada terelu

Pipi Estrada y Terelu Campos vivieron un tórrido romance que comenzó el año 2003, hace casi dos décadas. De la noche a la mañana se convirtieron en la pareja de moda, y coparon todos los titulares. Cuando se conocieron, él llevaba casado 25 años con Teresa Vieira, madre de sus dos hijos mayores, a la que dejó por la andaluza. Tanta fue la popularidad de su noviazgo que él no tardó en ser fichado por María Teresa Campos en el magacín que presentaba entonces en televisión. Se hicieron inseparables, pero la ruptura no tardó en llegar. Según ha contado el asturiano, las discusiones eran cada vez más frecuentes. Y lo que terminó de dinamitar su idilio fue que la presentadora no aceptó que él acudiese al funeral del padre de su exmujer. En el año 2005, ella dio por finalizada su historia de amor.

Pipi Estrada tiene una deuda pendiente con Terelu Campos

Tras la ruptura, Pipi Estrada relató detalles íntimos de su noviazgo con Terelu. En 2007, Pipi Estrada llegó a un acuerdo con la ya extinta revista ‘Interviú’ para contar su affaire por entregas. Así, contó momentos tan íntimos como sus instantes de pasión: «Si estábamos en un restaurante, nos íbamos al lavabo a consumar, si nos subía la libido mientras dábamos un paseo en el coche, parábamos en la carretera para aliviarnos». Terelu respondió con una demanda por atentar contra su honor. En 2012 fue condenado a abonarle 48.000 euros a la presentadora. Con los años y los intereses, la cifra llegó a convertirse en 73.000 euros, una cantidad que Pipi ha ido abonando tras ser fichado en ‘Sálvame’. Al parecer, hasta la fecha le ha pagado unos 30.000 euros.