"Decir que hay una persona que no sabe que su madre se casa, que se le invita por burofax... ¿Yo me caso mañana y le tengo que mandar una invitación a mi hija?", aseguraba indignada.


Terelu Campos se ha pronunciado sobre el reciente testimonio de Olga Moreno. La mujer de Antonio David Flores ofreció el pasado miércoles una entrevista en televisión para contestar a Rocío Carrasco. La hija de María Teresa Campos ha sido tajante al respecto: «A mí no me conmueve, soy sincera».

Telecinco

La colaboradora durante su intervención en ‘Viva la vida’ ha destacado que en el relato de la sevillana existían «faltas de verdad». También añadía que mentía cuando afirmó que le preguntó a Rocío Carrasco si no iba a saludar a su hijo en los juzgados: «Eso no se ha producido en la vida. Pongo mis dos manos en el fuego y las mantengo de que eso no se ha producido». Para avalar sus palabras recordaba que aquel día la protagonista en cuestión no estaba sola.

Otro de los puntos clave que no ha querido pasar por alto Terelu ha sido la ausencia de David Flores en la boda de su madre, que tuvo lugar el 7 de septiembre de 2016 en la finca toledana de Valdepalacios. La colaboradora no podía más que sentirse indignada con este tema: «Hay una realidad. Decir que hay una persona que no sabe que su madre se casa, que no sabe ni el día y que se le invita por burofax… ¿Yo me caso mañana y le tengo que mandar una invitación de boda a mi hija? ¿Se la mandasteis vosotros a vuestros hijos?«, se preguntaba.

Telecinco

Asimismo, no se creía el testimonio de Olga Moreno quien justificó la ausencia de David Flores en el «sí, quiero» asegurando que el joven no deseó asistir porque su hermana no estaba invitada: «Que esa persona no quería ir porque había otra que no estaba invitada, sin comentarios. Hay cosas que no se pueden decir públicamente y tengo el absoluto conocimiento de lo que hablo y no me meto en charcos de los que no sé salir».

Un daño «irreparable»

Terelu ha reconocido que ante aquel suceso hubo «una clarísima premeditación». Asimismo ha indicado quién fue el peor parado de todo: «Si el daño se lo lleva la madre o el padre, pues mira. Pero es que al final el daño se lo lleva el que menos lo merece y el que no merece el daño por parte de nadie. Ese daño es irreparable».

Por su parte, Carmen Borrego también se ha manifestado sobre este incidente asegurando que hasta el último momento Rocío Carrasco creyó que su hijo iba a acudir al enlace. «Tenía todo preparado, el traje del niño… En ese momento ella decide casarse, además se lo había prometido a su madre, y ese niño tenía que haber estado. Ese niño moría por estar en la boda de su madre. Estaba loco por ir a esa boda». 

[/lista_enlaces]