Tamara Falcó es otra de las perjudicadas por la crisis que está creando el coronavirus. La hija de Isabel Preysler se ha sumado a las medidas impuestas por el Gobierno de España para minimizar el impacto causado por esta epidemia y ha tomado una decisión que influye negativamente en su proyecto profesional.

Y es que han cerrado los espacios en los que se vendían sus prendas de ropa de la nueva colección. Ella misma ha querido compartir el comunicado oficial sobre esta decisión en su Instagram: «Desde TFP by Tamara Falcó queremos anunciar que nuestros puntos de venta físicos de la nueva colección en Madrid (Espacio ES Fascinante en la calle Conde de Aranda y el SHOWROOM de ES Fascinante en la calle General Oráa) permanecerán cerrados al público debido a las recomendaciones sanitarias propuestas por el gobierno de la Comunidad de Madrid», ha comenzado explicando en su Instagram Stories.

Ha querido dejar claro que a pesar de que hayan decidido cerrar las tiendas por el coronavirus, se puede seguir haciendo compras online a través de la web oficial de la firma: «Mientras tanto, podrás seguir encontrando nuestros vestidos online en nuestra página web o en la web de ES Fascinante», terminaba añadiendo.

Un duro golpe para su negocio

Esta medida podría suponer un duro golpe para el proyecto profesional de la hija de Isabel Preysler, ya que registrará muchas menos ventas durante estos días. Por ahora parece ser que esta medida tendrá vigencia hasta dentro de dos semanas, aunque se podría ver aumentada según las noticias que vayan llegando sobre los infectados por el virus.

Aún así, Tamara Falcó ha llamado a la calma y ha querido dejar claro que las interesadas podrán hacerse con las prendas a través de la página web, lo que podría venirle bien a la diseñadora. Y es que las ventas podrían verse aumentadas de manera considerable, llegando incluso a ¿ser mayores que las hechas en la tienda física? 

Kiko Rivera también altera su agenda profesional

No es el primer rostro conocido que tiene que modificar su agenda de trabajo por el coronavirus. Y es que Kiko Rivera, por ejemplo, ha tomado la decisión de suspender unos actos que tenía previstos esta misma semana con motivo de la promoción de su nuevo single, ‘Tuboescape’, en el que coincide con Henry Mendéz y El Nachy, que ha sido todo un éxito.

“Por motivos ajenos a mí y por la situación que estamos viviendo actualmente en mi país, queda suspendida la presentación y fiesta de mi single el próximo viernes 13 de marzo. Lo siento mucho pero es mejor ante las circunstancias ser cauto y responsable. Un abrazo. Kiko Rivera”, escribía preocupado con la situación.

Por su parte, su hermano Cayetano Rivera ha expresado públicamente su disgusto sobre la manera en que ha gestionado el Gobierno la crisis del coronavirus. El torero no está conforme con cómo se están desarrollando los acontecimientos y por la escasa acción del Gobierno español frente a una amenaza que acechaba con causar estragos en nuestro territorio desde hacía varias semanas. Ahora que el Covid-19 ya es una dramática realidad en nuestro país, el diestro ha querido dejar claro que, a su parecer, las cosas no se están realizando como se debería.

Nadie les iba a dejar sin su manifestación propagandística del 8 de marzo, ni siquiera el coronavirus mortal que nos amenaza. Irresponsabilidad por encima de todo”. Este es el mensaje que Cayetano Rivera ha compartido con sus seguidores de las redes sociales para iniciar un vivo debate sobre la oportunidad o no de las medidas adoptadas por el Gobierno para minimizar los estragos del coronavirus en los ciudadanos del territorio español y si sobre esta alarma sanitaria debería primar la lucha feminista y la significativa manifestación del pasado domingo.