La ruptura entre Tamara Falcó e  Íñigo Onieva sigue copando todos los titulares. La hija de Isabel Preysler intenta superar el final de su historia de amor. Él, en cambio, se esfuerza por recuperarla. Prueba de ello es que ha encargado a la joyería donde compró el anillo de pedida que cambien la pieza y aumenten su tamaño. Su objetivo sería transformarlo para convertirlo en un nuevo símbolo de su relación, que espera salga fortalecida. Y aunque ella ha cambiado de número de teléfono y se niega a hablar con él, este quiere reconquistarla. Es el asunto por el que le han preguntado este lunes en Madrid, en un acto en el que ha dado el pregón del Domund 2022. No se pierda el vídeo para ver la reacción de Tamara cuando le preguntan por su ex.

Vídeo: Europa Press

Según fuentes cercanas al empresario, el joven no ha perdido aún la esperanza de volver a ganarse la confianza de Tamara. Esto lo ha llevado a tomar importantes decisiones. Según la revista ‘¡Hola!’, Íñigo se ha reunido estos días con dos empleados de la joyería en la que encargó su anillo de compromiso para pedirles «que se lo custodien temporalmente». No quiere que el anillo esté en sus manos, pero tampoco quiere deshacerse de él. Su plan es darle un nuevo aire, transformar su diseño, y que vuelva a manos de la marquesa de Griñón.

Los planes de boda entre Tamara Falcó e Íñigo Onieva se hicieron trizas tras el escándalo que supuso el vídeo del empresario donde aparecía dando un beso a una mujer en el festival Burning Man en Nevada, Estados Unidos. Las imágenes, que salieron a la luz apenas unas horas después de que la pareja anunciase su compromiso, provocaron la ruptura ese mismo fin de semana. La socialité y su chico tenían previsto contraer matrimonio el 17 de junio de 2023, pero ahora sus sueños forman parte del pasado. Tamara ha borrado no solo la imagen de Instagram con que oficializó el compromiso: también ha eliminado las fotos

UNA RENOVADA TAMARA FALCO DA EL PREGON DEL DOMUND 2022
GTRES

Han pasado ya varias semanas de tormenta mediática y la presión para ambas partes ha sido enorme. Por este motivo, Íñigo, que se ha refugiado en su familia, ha viajado a Estambul, Turquía, junto a su madre, Carolina Molas, quien también está haciendo frente a una separación, pues acaba de romper con su segundo marido. Tamara, por su parte, ha encontrado su refugio en sus seres queridos, en la cocina (el pasado martes asistió a un taller con un grupo de amigas), y en la fe. Tras su reciente viaje al santuario de Lourdes, del que SEMANA recoge imágenes exclusivas, la aristócrata ha reforzado más aún si cabe su vínculo con la fe cristiana. Este mismo lunes se la ha visto en la capital ejerciendo de pregonera en el Domund 2022.

Su silencio cuando se le pregunta por Onieva es una respuesta en sí misma. Ya dijo en su momento que no va a volver con él y por mucho que este se empeñe en intentar localizarla, su puerta sigue cerrada. El empresario ha devuelto el anillo a la joyería donde lo compró, pero no con la intención de pedir un reembolso o nada parecido. En su afán por acercarse a su exprometida, ha pedido que lo guarden temporalmente y que aumenten su tamaño. ¿Volverá el anillo a manos de Tamara?

Vídeo: Europa Press