Tamara Falcó ya conoce a la familia de su novio, Iñigo Onieva. Además, la relación con ella es excelente tal y como muestra la imagen que compartimos


Desde que saliera a la luz la relación entre Tamara Falcó e Iñigo Onieva son muchas las ocasiones en las que hemos visto a la pareja disfrutar de plan por la capital madrileña. Han disfrutado de agradables veladas nocturnas, de pequeñas escapadas a la nieve y ambos ya conocen a sus familias. La relación entre la hija de Isabel Preysler y el diseñador de coches está más que afianzada y prueba de ello es la excelente relación que guarda Tamara con la familia de él. De hecho, hasta ya posan juntos.

Iñigo Onieva comparte una foto junto a las mujeres más importantes de su vida

Hace unas horas, hemos sido testigos de una agradable velada familiar en el clan Onieva donde no ha faltado Tamara Falcó. Su novio, Iñigo, ha compartido una fotografía de una cita en un restaurante donde ha escrito «todos los días es el día de la mujer», con un guiño a este pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. En esta imagen aparece él junto a las tres mujeres más importantes de su vida: su madre, su hermana, Alejandra Onieva, y su novia, Tamara Falcó. En la foto que ha compartido el guapo novio de Tamara se puede apreciar el buen rollo que tiene la hija de Isabel Preysler con su familia política.

Redes sociales

Además, Tamara Falcó también sigue ya a su cuñada, la actriz Alejandra Onieva en redes sociales. Y viceversa. Demostrando así que la socialité ya es una más de la familia de Iñigo y ha llegado a su casa con los brazos abiertos. Algo que también ocurre al contrario, pues durante el temporal de Filomena vimos a Iñigo en casa de Isabel Preysler ayudando a la familia a quitar la nieve de las inmediaciones. Parece ser que la relación va viento en popa y cada vez más felices y enamorados.

Aunque lo cierto es que Tamara se ha mostrado muy discreta en su relación, no puede esconder el gran momento por el que está atravesando. Tanto en cuestión personal como profesional. La hija de Preysler está viviendo una de sus mejores etapas y nos está permitiendo ser testigo de ello gracias a que cada vez su rostro es más visible en televisión. Cada vez más cercana, Tamara no pierde esa esencia que conquista a todos quienes la siguen. Una esencia que también ha conquistado a Iñigo Onieva.

¿Boda a la vista?

La marquesa de Griñón está muy feliz con su pareja y, aunque llevan poco tiempo juntos, tienen mil planes en su cabeza. Disfrutan mucho del tiempo con el otro y ya conocen a sus respectivas familias, por lo que no es tan extraño que se hayan planteado dar un paso más y darse el ‘sí, quiero’. Fue en ‘El hormiguero’ cuando la hija de Isabel Preysler no dejó de juguetear con un anillo, un gesto tras el que Pablo Motos jugó al despiste y le preguntó si era el de compromiso. Ruborizada, instantes después planteó una encuesta a sus seguidores siguiendo con el mismo asunto. ¿Darán este paso?