Muchos se preguntan dónde estaba Tamara Falcó durante su estreno de la docuserie ‘Tamara Falcó. La marquesa’. Desde este jueves 4 de agosto está disponible este proyecto en el que ella es la absoluta protagonista, un espacio del que SEMANA te ha seleccionado sus 5 grandes titulares. La hija de Isabel Preysler no ha querido reunirse con su familia o con su novio para verlo, sino que ha viajado hasta Bosnia donde está de peregrinación. Trata de cuidar su lado más espiritual y orar junto a otros jóvenes, dando igual el punto del mapa desde el que se haga. Una escapada que ha resumido con varias imágenes y que se celebra desde 1989, hace ya 33 años, con miles de jóvenes a principios de agosto.

Tamara Falcó
Redes sociales

Rodeada de algunos de sus amigos más íntimos no ha desaprovechado esta oportunidad repleta de caminatas, rezos y momentos divertidos, tal y como ha contado ella misma. «He llorado, reído, cantado y evidentemente rezado. Para todos los que estéis leyendo esto es que La Virgen os está invitando a venir… es así como funciona. Yo he tenido la suerte de que mi amiga Clara y mis súper amigos de la Macrofiesta del Rosario me han incluido en su peregrinación. Pero todo ello ha estado organizado por Nikola e Irene que son geniales y lo organizan todo divinamente» dice la también colaboradora de televisión.

Tamara tiene claro que se encuentra en uno de los lugares más bonitos del mundo, siendo allí donde está descubriendo el impacto que ha tenido su docuserie. Numerosos titulares y un gran número de personas que ya han visto la docuserie dejan un buen sabor de boca en la marquesa, quien aplaude junto a sus amigos la buena acogida. Por su parte Íñigo Onieva ha iniciado sus vacaciones en Turquía y en el Líbano, días de asueto que está viviendo en un barco y junto a sus más íntimos.

Íñigo Onieva
Redes sociales

Así habla Tamara Falcó de su novio en la docuserie

A pesar de que este verano han preferido hacer cada uno sus planes, eso no quita que su relación vaya viento en popa. La propia Tamara habla sobre su historia de amor en Netflix, donde insiste en que Íñigo «es el hombre de su vida» y que se casará con él en el Palacio El Rincón, la casa que perteneció a su madre y que ahora pertenece a la familia. «Nos peleamos mucho, tenemos unas broncas que parece que se vaya a caer el mundo, pero luego todo se soluciona porque hay mucho amor», relata Tamara Falcó.